miércoles, 28 de mayo de 2014

EEUU publicó documentos inéditos sobre el gobierno de Allende y el Golpe en Chile



El texto denominado "Una democracia ruidosa, el declive del gobierno de Eduardo Frei, enero-diciembre 1969", es un compendio de 366 informes dados a conocer por la Oficina del Historiador del Departamento de Estado y difundidos este sábado por el diario chileno La Tercera. Se trata de la primera parte de un trabajo que concluirá con un segundo volumen que cubre de 1973 a 1976.




"Hay pocos aspectos favorables", señala el informe al referirse a la realidad económica chilena, y añade que la administración de Frei Montalva (1964-1970), que antecedió al gobierno de Allende, "está sumida en una estancación económica y una creciente inflación".

El volumen, elaborado por James Siekmeier y James McEvleen, dos ex funcionarios del Departamento de Estado, demoró 10 años en realizarse.

"El mayor aporte es que ordena el material disponible y permite ir viendo el desarrollo de los acontecimientos en Washington", señala Peter Kornbulh, experto en documentos de Estados Unidos sobre Chile que han dejado de ser secretos y director del proyecto Chile de los Archivos de Seguridad Nacional.
Para Kornbulh, los documentos también demuestran los esfuerzos tempranos de la CIA para impedir la llegada de Allende al poder, que se concretó con su triunfo electoral el 4 de septiembre de 1970.

Consideró que el trabajo publicado por el Departamento de Estado es "invaluable", pero reconoció que la CIA aún tiene muchos documentos guardados.

"Seguimos empujando para que se den a conocer todos los documentos secretos de esta historia", aseguró.
 
Uno de los textos da cuenta de una reunión de coordinación entre agencias dirigida por el asesor de seguridad Henry Kissinger, "quien pidió (al entonces director de la CIA Richard Helms) un plan lo más preciso posible que incluya las órdenes que se darán el 5 de septiembre, a quiénes y de qué manera".

El documento añade que se "debe presentar al presidente (Nixon) un plan de acción para prevenir una victoria de Allende (en el Congreso)" y precisa que "el presidente puede decidir moverse incluso si nosotros no se lo recomendamos".

El volumen incluye además los informes correspondientes a los días posteriores al triunfo de Allende, cuando Nixon le pidió a Kissinger "hacer chillar la economía" para impedir la confirmación de Allende en el poder, y solicitó "patear a Chile en el trasero" por la nacionalización del cobre.

Además, en un documento del 13 de agosto de 1973, menos de un mes antes del golpe encabezado por Augusto Pinochet, David Phillips, un jefe de la división de la CIA para el hemisferio occidental, señaló que, si bien entre el 80% y 90% de los oficiales del ejército chileno se oponían a Allende, era difícil que apoyaran un golpe en su contra debido a que sus líderes, entre ellos los generales Carlos Prats y Pinochet, respaldaban con firmeza al régimen constitucional.

Debido a esto, agrega el texto, el embajador de Estados Unidos en Chile opinó que su país no debía instigar a las fuerzas armadas chilenas a tomar una acción contra el mandatario socialista.

Pinochet fue nombrado por Allende a sugerencia de Prats, quien fue asesinado por agentes de la dictadura en Buenos Aires en 1976. De acuerdo con archivos históricos, Pinochet fue el último jefe de las fuerzas armadas en sumarse al golpe que daría pie a la dictadura que él comandó por 16 años y medio.

Noticia publicada por el diario Infobae.

domingo, 25 de mayo de 2014

Revelan los secretos de la salud de las momias egipcias

El Museo Británico de Londres realizó una serie de análisis con escáner a ocho momias del antiguo Egipto que revelaron de una forma inédita detalles sobre la salud de estas personas.

Nunca antes se había visto el cabello de una momia, los músculos y los huesos con una resolución tan alta.

Esto les permitió a los científicos determinar por primera vez la edad de las momias, lo que comieron, las enfermedades que sufrieron y cómo murieron.

Momia egipcia

Cada ejemplar fue colocado en un escáner de alta tecnología. Los investigadores exploraron capa por capa para después construir una imagen en 3D de cada individuo.

Así, después de un proceso de digitalización, el personal del Museo Británico pudo "pelar" capa por capa en una computadora y ver detalles como la cara de la persona debajo de las vendas.

John Taylor, encargado del área del museo dedicada al antiguo Egipto y Sudán, dijo que se quedó "anonadado" con lo que vio.

"Es como si encendieran la luz en una habitación oscura y las cosas aparecieran con una claridad que te permite descubrir las verdaderas experiencias de vida de estas personas", le contó a a la BBC.

Momia egipcia

Los investigadores pudieron ver músculos. Y notaron que algunas arterias parecían obstruidas con depósitos grasos, lo que sugiere que estas personas comieron alimentos altos en grasas y quizás sufrieron de enfermedades coronarias y posiblemente murieron a causa de ellas.

Al eliminar la capa de los músculos, los especialistas pudieron ver los esqueletos con un detalle sin precedentes. Esto les permitió estimar la edad de los individuos a partir de la pelvis y la estructura dental.

Momia egipcia

Muchos tenían una mala dentadura, con signos de graves abscesos que debieron ser dolorosos.

Un escáner mostró una espátula -en verde- dejada dentro del cráneo de un individuo.

Momia egipcia

La herramienta se usó durante el proceso de momificación para extraer el cerebro a través de las fosas nasales, pero quedó adentro junto a una buena parte del encéfalo (en azul en la imagen). 

Quizás evidencia de un desliz en el trabajo de los embalsamadores.

Las momias seleccionadas para este proyecto forman parte de la colección del museo y cubren un período de 4.000 años, desde 3.500 a.C. hasta el 700 d.C.

Noticia publicada por BBC Mundo.

viernes, 23 de mayo de 2014

El barco de refugiados judíos que nadie quiso recibir en América



El 13 de mayo de 1939 más de 900 judíos abandonaron Alemania a bordo de un crucero de lujo, el SS St Louis. Esperaban llegar a Cuba y de ahí viajar a Estados Unidos, pero algo en el camino salió mal. En La Habana los mandaron de vuelta a Europa, donde más de 250 de ellos acabarían muertos por los nazis.

"Realmente era algo impresionante ir en un crucero de lujo", dice Gisela Feldman. "La verdad es que no sabíamos a dónde nos dirigíamos, o cómo nos las arreglaríamos cuando llegásemos", añade.

A sus 90 años, Feldman todavía recuerda con claridad las emociones que sintió al los 15 años de edad mientras se embarcaba en el St Louis, en Hamburgo, Alemania, junto a su madre y a su hermana pequeña.
"Siempre fui consciente de lo nerviosa que estaba mi madre por el hecho de embarcarse sola, con dos hijas, en tal viaje", afirma.

En los años que siguieron a la llegada al poder del partido nazi de Adolfo Hitler las familias judías como la de Feldman no tenían ninguna duda del peligro que corrían.

A los judíos les confiscaron propiedades, y se quemaron sinagogas y tiendas. Después de que su marido fuera arrestado y deportado a Polonia, la madre de Gisela decidió que era momento de partir.

Con 10 marcos alemanes en el bolso

Feldman se acuerda de su padre suplicando a su madre que le esperase pero ella era tenaz y siempre le respondía: "Tengo que llevarme a las niñas por seguridad".

Así que, armadas con visas para Cuba adquiridas en Berlín, 10 marcos alemanes en su bolso y otros 200 escondidos en su ropa interior, se dirigieron hacia Hamburgo y el St Louis.

"Tuvimos suerte de que mi madre fuera tan valiente", señala Feldman con un tono de orgullo en su voz.
A medida que el barco se alejaba Feldman recuerda las lágrimas de sus familiares despidiéndolas desde el puerto. "Sabían que no nos volveríamos a ver", afirma suavemente. "Nosotras éramos las que tuvimos suerte- las que logramos escapar". No volvería a ver a su padre ni a unos 30 familiares que estaban aquél día allí nunca más.

A principios de 1939 los nazis habían cerrado ya la mayor parte de las fronteras de Alemania y muchos países habían impuesto límites en el número de judíos que podían acoger en sus fronteras.

Cuba era un punto de tránsito de camino a Estados Unidos y las autoridades cubanas en Alemania ofrecían visas a US$ 200 o 300 cada una - unos US$ 2.000 o 3.000 al cambio de hoy en día.

Cuando a Gerald Granston, que entonces contaba con 6 años, su padre le dijo que dejarían su pequeño pueblo en el sur de Alemania e irían en un barco hacia el otro lado del mundo, no entendió muy bien lo que oía. "Nunca había escuchado hablar sobre Cuba y no podía imaginar lo que iba a pasar. Recuerdo que tenía miedo todo el tiempo", afirma, ahora con 81 años.

Para muchos de los pasajeros y sus padres los nervios fueron disminuyendo a medida que el barco se alejaba de puerto.

Muy bien tratados

Feldman, que compartía un camarote en la parte baja del barco con su hermana Sonja, pasó la mayor parte de su tiempo paseando en la cubierta conversando con niños de su edad o nadando en la piscina del barco.
Había también un lugar donde bailar e incluso un cine. Comían regularmente una variedad de comida a la que no estaban acostumbrados en Alemania.

Bajo órdenes del capitán, Gustav Schroder, los mozos y miembros de la tripulación trataban a los pasajeros muy respetuosamente, en contraste con el ambiente abiertamente hostil que sufrían los judíos bajo el régimen nazi.

El capitán permitía que se celebrasen las tradicionales misas de los viernes a la noche, durante las cuales daba permiso para que se retirase un retrato de Hitler del salón principal.

Sol Messinger, que entonces contaba seis años y viajaba con sus padres, recuerda qué feliz parecía todo el mundo. De hecho, asegura, los adultos les decían todo el tiempo que ya estaban fuera de peligro: "Nos vamos", escuchaba que la gente decía una y otra vez durante el viaje. "Ya no tenemos que estar todo el tiempo vigilando".

Pero a medida que el crucero se fue acercando a la costa de La Habana el 27 de mayo esa sensación de optimismo dio primero paso al miedo, y luego al terror.

Granston estaba en cubierta con su padre y docenas de familias, con sus valijas listas para desembarcar, cuando las primeras autoridades cubanas llegaron sonrientes al barco.

"Mañana, mañana..."

Muy pronto estuvo claro que el barco no iba a atracar y que no se permitiría a nadie desembarcar. Recuerda escuchar una y otra vez las palabras "mañana, mañana". Cuando los cubanos se fueron y el capitán le dijo a la gente que deberían esperar, pudo sentir, incluso siendo un niño pequeño, que algo no iba bien.

Durante los siete días siguientes el capitán intentó persuadir, sin éxito alguno, a las autoridades cubanas para que les permitiesen entrar al país. Los cubanos ya habían decidido sin embargo rechazar la mayor parte de las visas, probablemente por miedo a ser inundados por más inmigrantes huyendo de Europa.

El capitán entonces dirigió el barco hacia Florida, pero las autoridades estadounidenses tampoco le permitieron atracar, a pesar de las peticiones personales al propio presidente, Franklin Roosevelt. Granston cree que también le preocupaba la llegada masiva de inmigrantes.

"Eso es Miami", le dijo el padre de Messinger a su hijo una noche en la que estaban en cubierta, señalando las luces distantes de la costa.

Para junio, el capitán no tuvo otra opción que dar la vuelta y retornar a Europa. "De repente todo dejó de ser divertido", recuerda Feldman. "Nadie hablaba sobre lo que iba a pasar a partir de entonces."

A medida que el barco cruzaba el Atlántico, Granston no dejaba de preguntarle a su padre si volvían a ver a sus abuelos. Su padre solo movía la cabeza en silencio.

Vuelta

Por entonces los pasajeros no tenían problemas en ocultar sus llantos cuando paseaban por el barco- uno de los pasajeros incluso se cortó las venas y se arrojó por la borda, desesperado. "Si cierro los ojos todavía puedo oír sus gritos", dice Granston.

Al final, los pasajeros no tuvieron que volver a la Alemania nazi: Bélgica, Francia, Holanda y Reino Unido aceptaron a los refugiados. La asociación judía internacional American Jewish Joint Ditribution Committee puso US$ 500.000 como garantía para cubrir cualquier costo asociado.

El 17 de junio el barco atracó en el puerto belga de Amberes, más de un mes después de haber zarpado de Hamburgo. Feldman, su madre y sus hermanas fueron a Inglaterra, al igual que Granston y su padre.

Todos sobrevivieron la guerra pero muchos de sus familiares murieron en el Holocausto.

Messinger y sus padres se trasladaron a vivir a Francia pero tuvieron que escapar de los nazis una segunda vez, y dejaron el país tan solo 6 semanas antes de que Hitler invadiese.

De entre los pasajeros del barco 250 no fueron tan afortunados y no sobrevivieron a la avanzada nazi de la Segunda Guerra Mundial.

Noticia publicada por el diario La Nación.

miércoles, 21 de mayo de 2014

Foto inédita muestra el minuto posterior al estallido de la bomba atómica



Es la primera fotografía no oficial que se conoce del lanzamiento de la bomba que cambió la historia de la humanidad, el 6 de agosto de 1945. Se puede ver al hongo atómico aún en proceso de formación, a diferencia del que muestran las imágenes ya conocidas.
 
La foto inédita de la bomba




Se tomó desde el Necessary Evil (Mal Necesario), uno de los dos Boeing B-29 que escoltaba al Enola Gay, el que tiró la bomba. Fue un minuto después del estallido, a 9.000 metros de altura y a 19 kilómetros del epicentro.

El Enola Gay y su tripulación

La bomba, a la que habían apodado Little Boy (pequeño muchacho), explotó a las 8:15 de la mañana y mató a unos 160.000 personas. Semejante efecto lo produjo utilizando apenas 1,7% de su potencial. La Segunda Guerra Mundial terminó 27 días más tarde, con la rendición de Japón.

El teniente segundo Russell Gackenbach fue el fotógrafo. Tuvo que introducir al bombardero su cámara Agfa Viking de contrabando, ya que no estaba autorizado.

El teniente segundo Russell Gackenbach, autor de la fotografía
La guardó para sí mismo hasta 1990, cuando la vendió a un coleccionista privado. Será subastada por Bonhams el 5 de junio, junto a la cámara y a la bitácora de viaje del Enola Gay, firmada por su piloto, el Brigadier General Paul W. Tibbets.

"Gackenbach era el comandante de abordo en el Necessary Evil, que estaba repleto de periodistas y científicos que estaban para estudiar y reportar lo ocurrido. No se suponía que Gackenbach llevara su propia cámara, pero lo hizo", contó Tom Lamb, miembro de Bonhams.

La Agfa Viking con la que fue sacada
"Cuando el avión se alejaba, sacó su cámara y tomó la foto. Hubo muchas imágenes oficiales, pero esta es la única personal. Nunca había sido publicada y muestra un momento icónico de la historia. No hay nada como esto", concluyó.

Noticia publicada por el diario Infobae.

lunes, 19 de mayo de 2014

De la tablita de arcilla y el papiro a las modernas pantallas de hoy

De la tablita de arcilla a la tablet o la pantalla de celular. La escritura conocida más antigua y su consecuente lectura data del 3.200 antes de Cristo. Son placas muy finas, cuadradas y con las esquinas redondeadas, que se tallaban con una cuña de metal, marfil o madera. De la lectura silenciosa –para adentro–, pasando por la oratoria hasta llegar a un nuevo sistema de lectura: rápido, individual, anárquico. Siglos de cambios para la lectura y la escritura, dos actos de la vida cotidiana que sobreviven a cualquier soporte.

Además de la arcilla, la madera, las tablillas de cera, corteza de árboles y huesos eran las otras plataformas donde los humanos ensayaron dibujos o cuentas simples. Estos materiales nobles eran aún utilizados cuando se logró un sistema de escritura, con letras. Podían contener desde declaraciones de guerra, poemas, cartas, documentos de negocios o lo que hoy conocemos como tarea para los chicos. Luego vinieron el papiro –que favoreció la proliferación y difusión de la escritura y, con ella, de la literatura– y la piedra, el más resistente de todos los soportes.

El papel parece ser hasta ahora el único que es capaz de convivir con la plataformas digitales. Le atribuyen su creación a Tsi Lun, un oficial del emperador chino de la dinastía Han, en el año 105 d.C. Pero el papel tardó mucho en llegar a Occidente.

Respecto de la lectura, los historiadores se basan en documentos del siglo V a.C. que demuestran que fueron los griegos los padres de una era: la de la lectura silenciosa y la oratoria. Primero leían para sus adentros y luego le ofrecían a quien quisiera escucharlos un resumen de lo que decía su tablilla.

En la Roma de los primeros siglos, la escritura y la lectura se reducía al cuerpo sacerdotal y a determinados ciudadanos. Hasta los siglos II y III d.C. “leer un libro” era “leer un rollo”. Se tomaba el rollo con la mano derecha y se iba desenrrollando con la izquierda, que sostenía la parte ya leída: cuando la lectura terminaba, el rollo quedaba envuelto en la izquierda.

La irrupción de la imprenta ocurrió hacía 1450. Desde ese momento, la palabra escrita podía llegar a cualquier rincón del mundo. Se imprimían más libros, la lectura se popularizó y las ideas cruzaron las fronteras. Como hito, fue el antecedente más próximo a la revolución digital.

Publicada por el diario Clarín.

viernes, 16 de mayo de 2014

Hallan el esqueleto humano más antiguo de América




Investigadores han determinado que un esqueleto humano hallado hace tres años en una cueva de la península mexicana de Yucatán (este) tiene una antigüedad de entre 12.000 y 13.000 años, la mayor en el continente americano, informó el Instituto Nacional de Antropología (INAH) de México.

La osamenta, que pertenece a una joven de entre 15 y 16 años del Pleistoceno Tardío, a quien bautizaron como "Naia", "ha sido estudiada desde hace casi tres años por especialistas nacionales y extranjeros y ha sido fechado científicamente con una antigüedad de 13.000 y 12.000 años en laboratorios de Estados Unidos y Canadá", dijo en conferencia de prensa María Teresa Franco, directora general del INAH.

Tras haber sido sometido a estudios de ADN mitocondrial, Carbono 14 y Uranio/Torio, se dedujo que se trata del "resto humano más antiguo que se conoce en América", lo que convierte a este "extraordinario hallazgo" en el eslabón que faltaba para confirmar el vínculo que existe entre los primeros pobladores de América y los grupos indígenas contemporáneos en este continente, añadió Franco.

El descubrimiento tuvo lugar en el sitio arqueológico Hoyo Negro, ubicado dentro de una cueva que se inundó después de la última glaciación finalizada hace unos 10.000 años, y los científicos piensan que los restos hallados pertenecen a Naia, una joven de origen asiático (Beringio) que formó parte de las migraciones que llegaron a América desde Siberia.

Tres espeleobuzos "entraron por un túnel lleno de agua, nadaron a 10 metros de profundidad y 200 metros de distancia, y luego caen en este pozo totalmente negro" donde hallaron los restos humanos, relató Pilar Luna, coordinadora del Proyecto Arqueológico Subacuático Hoyo Negro, que se inició en 2009. Además del esqueleto humano, se descubrieron restos de 26 mamíferos correspondientes a 11 especies del Pleistoceno Tardío, como un gonfoterio, tigre dientes de sable, perezoso de tierra tipo Shasta, tapir gigante, cerdo de monte, oso, puma, lince, coyote, coatí y murciélago frutero, explicó el INAH, que calificó Hoyo Negro como "un contexto paleontológico perfecto".

Para realizar sus estudios, los científicos se valieron de fotografías, videos y muestras tomadas por los espeleobuzos, y luego extrajeron los vestigios más representativos de "Naia" para dejarlos bajo resguardo del INAH. Organizaciones como National Geographic Society, el Instituto Waitt, el Archaeological Institute of America y la National Science Foundation participaron del análisis científico.

Noticias publicada por el diario Clarín.