miércoles, 17 de noviembre de 2010

El primer contacto genético entre Europa y América se produjo cinco siglos antes de la llegada de Colón


Varios restos arqueológicos y narraciones evidencian que los vikingos pisaron tierras americanas siglos antes de la llegada de Cristóbal Colón. El poblado vikingo descubierto en L’Anse aux Meadows, en Terranova, Canadá, y textos medievales islandeses como la Saga de los groenlandeses y la Saga de Erik el Rojo, escritas en el siglo XIII, apuntan a que estos incansables exploradores comenzaron a llegar a la costa norteamericana a partir del siglo X. Ahora, un equipo con participación de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha constatado por primera vez que esta presencia precolombina tiene además una base genética. El trabajo aparece publicado en la revista American Journal of Physical Anthropology.

La clave la han encontrado los investigadores en el análisis genético de cuatro familias en Islandia, integradas actualmente por cerca de 80 personas. Los científicos han hallado un linaje genético de origen amerindio y han reconstruido las genealogías hasta cuatro antepasados cercanos al año 1700. Hasta ahora, se conocía que los genes de los actuales habitantes de la isla procedían de los países escandinavos, de Escocia e Irlanda, pero se desconocía que el origen fuese más lejano.

El linaje encontrado, denominado C1e, es además mitocondrial, lo que significa que estos genes fueron introducidos en Islandia por una mujer. “Como la isla quedó prácticamente aislada desde el siglo X, la hipótesis más factible es que estos genes correspondiesen a una mujer amerindia que fue llevada desde América por los vikingos cerca del año 1000. Curiosamente, este hecho habría permanecido oculto porque esta mujer era un personaje anónimo”, señala el investigador del CSIC Carles Lalueza‐Fox, que trabaja en el Instituto de Biología Evolutiva, un centro mixto del CSIC y la Universitat Pompeu Fabra. El estudio ha sido llevado a cabo también por investigadores de la Universidad de Islandia y de la empresa biofarmacéutica deCODE Genetics, ambas en Reikiavik.

El estudio tiene su origen en el hallazgo, hace cuatro años, de cuatro islandeses con un linaje mitocondrial C, que es típico de los indígenas americanos y del este de Asia, y que está ausente en Europa. “Se pensó en un primer momento que procedían de familias asiáticas establecidas recientemente en Islandia, pero cuando se estudiaron las genealogías familiares, se descubrió que las cuatro familias provenían de cuatro antepasados situados entre 1710 y 1740 y que procedían de la misma región del sur de Islandia, cercana al enorme glaciar Vatnajökull”, detalla el investigador del CSIC. 

Los genes de los islandeses

Para determinar que esta pequeña parte de los genes del continente americano habrían pasado a Europa, los investigadores han empleado la base de datos familiares de deCODE, que recoge las genealogías de todos los islandeses y del 80% de los islandeses que han existido. Esta información es de gran utilidad para el estudio de enfermedades genéticas complejas. La población de Islandia (con cerca de 320.000 habitantes) es lo suficientemente grande como para que todos los trastornos que afectan a los europeos estén presentes y, al mismo tiempo, lo bastante pequeña para que los científicos puedan controlar la diversidad genética.

Los investigadores buscan ahora encontrar algún resto precolombino con la misma secuencia genética. “Hasta ahora hemos retrocedido hasta principios del siglo XVIII, pero sería interesante poder encontrar un resto más antiguo en Islandia con esta misma secuencia. El primer sitio en el que habría que mirar sería en la misma región de la que proceden las cuatro familias con el linaje amerindio, ya que, como es lo más lógico, sus antepasados deberían estar enterrados allí”, agrega Lalueza‐Fox.

Fuente : OEI (Organización de los Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura).En la imagen, Poblado vikingo en Terranova, Canadá. /DYLAN KERELUK/WIKIPEDIA.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Subastan un manuscrito del siglo XIV sobre el rey Arturo



Las imágenes con que se abre esta página son parte del manuscrito iluminado de tres volúmenes conocido como el Grial de Rochefoulcauld que la casa de subastas Sotheby’s de Londres rematará el mes que viene. Esperan conseguir dos millones de libras esterlinas.

Los libros, con 107 ilustraciones, se fabricaron probablemente en Flandes a principios del siglo XIV para el barón de Rochefoucauld. Reúnen a las diversas leyendas y episodios del mito artúrico: la búsqueda del Santo Grial, los amores adúlteros de la Reina Ginebra con el caballero Lancelot, la mesa redonda, los caballeros, la Dama del Lago, la espada Excalibur y los poderes del mago Merlín. Todo lo que se ha contado primero, lo que ha sido leído a partir del siglo XII, y ha inspirado a cientos de escritores desde entonces y fue llevado al cine muchas veces los últimos cien años. Desde Mark Twain, Tennyson y William Morris, hasta Indiana Jones y los Monty Python. Todo está en los tres volúmenes de este manuscrito.

“Es la cosa más extraordinaria, un manuscrito de calidad real, en una escala estupenda: me rompí la espalda dos veces transportando los tres volúmenes”, contó al diario inglés The Guardian el Dr. Timothy Bolton, especialista en manuscritos de Sotheby’s en Londres. “Habrán usado las pieles de 200 vacas para hacer el pergamino. Y las iluminaciones son raras y muy caras, con extraños minerales, y están hechas contra gruesos laminados de oro. Se vende muy barato si lo comparamos con lo que habrá costado en el S XIV”.

Las imágenes que abren esta entrada muestran por lo menos dos fenómenos. En principio, algunos de los elementos fundamentales del mito artúrico, que pone en escena la figura del rey como primero entre pares -la monarquía aun no estaba consolidada-; y muestran el traslado del centro de la fe desde Oriente (que se parece a la palabra “origen” porque significa lo mismo) a Occidente; y también al entonces emergente amor cortés.

Las imágenes muestran, también, que los libros eran más lindos antes de la imprenta. Y más caros. Con el cambio de tecnología, algo se ganó -cantidad de lectores- y algo se perdió -belleza-. Tal vez sirvan para pensar el próximo cambio de la historia del libro: el paso de lo impreso a lo digital.

Fuente: diario Clarín.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Deben ser los gorilas, deben ser

Con la muerte de N. Kirchner han salido por todas partes voces de apoyo a la presidenta y de valoración al trabajo político del difunto. Por otro lado, y como es natural, han aparecido las voces que critican las formas y el fondo del proyecto kirchnerista. Como no podía ser de otra manera, se mantuvieron las formas dada la cercanía temporal de la muerte, pero más de uno deslizó el término “gorila” o “gorilismo” para referirse a personas o actitudes críticas.


La idea, hoy, es ver de dónde sale esta terminología local para designar a los opositores al peronismo, en este caso en su expresión contemporánea.

En su libro La Militancia Peronista: la Toma del Frigorífico Lisandro de la Torre, Ernesto Salas  cuenta:

El humorista Délfor, creador de Le Revista Dislocada, había montado, en el verano de 1955, un espectáculo en la calle Corrientes con el nombre de Marabunta en el que hacía una parodia de películas famosas. En la parte culminante del espectáculo, al personaje del científico, que conduce la expedición en busca de un cementerio de gorilas y que siempre está alcoholizado, le preguntan: “¿escuchaste? ¿Qué será ese ruido?” y él contestaba: “deben ser los gorilas, deben ser”. El éxito que tuvo la frase hizo que Délfor la incluyera en su programa radial. “Al mes sacaron un disco con el tema ‘Deben ser los Gorilas’. Se vendieron 55 mil ejemplares de un tirón. Los Gorilas se escuchaban en Buenos Aires, no únicamente por la audiencia masiva que seguía la ‘Dislocada’ por Splendid. Un grupo de servicios opositor a Perón tenía que mandar mensajes cifrados. Les exigieron una identificación, y como estaban escuchando el programa, uno de los integrantes sugirió Los Gorilas. A partir de allí, el término “gorila” pasó a designar al antiperonismo sin distinción de sectores o ideologías, pero particularmente a los sectores de las Fuerzas Armadas y los partidos políticos que eran furiosamente antiperonistas. El peronismo constituía así a su opuesto.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Polémica en Italia tras el derrumbe de una ruina de la antigua Pompeya

El derrumbe de la Domus de los Gladiadores (Schola Armaturarum), una de las más emblemáticas ruinas de la antigua ciudad romana de Pompeya, provocó indignación en Italia y fuertes críticas al ministro de Cultura, Sandro Bondi, cuya renuncia fue exigida por la oposición al gobierno de Silvio Berlusconi.

La casa, de más de 2 mil años de antigüedad y usada por los gladiadores para entrenar antes de hacer sus combates en el Coliseo, se derrumbó por completo el sábado pasado.

"Lo que pasó en Pompeya debe ser sentido por todos como una vergüenza para Italia", dijo el presidente de la República, Giorgio Napolitano, tras enterarse de que el monumento y reliquia histórica, que se encuentra sobre una de las calles más visitadas de las ruinas arqueológicas de la ciudad romana, se había derrumbado completamente, por motivos aún no determinados.

Napolitano dijo que "quien tenga que dar explicaciones" sobre el daño causado al patrimonio histórico y artístico del país "no evada el deber de darlas, cuanto antes y sin hipocresías", y disparó fuertes acusaciones contra el ministro de Cultura, Sandro Bondi, quien viajó al lugar de inmediato para supervisar los daños y quien advirtió de otros posibles derrumbes por falta de “restauración”.

A su vez, sugirió que la filtración de agua por las fuertes lluvias pasadas y el peso del techo que se le agregó al restaurarla en la posguerra fueron los culpables del derrumbe.

"Si tuviera la certeza de tener responsabilidad por lo que ha pasado, renunciaría ", respondió el ministro Bondi, al hablar hoy con la prensa tras una visita de inspección a la zona arqueológica de Pompeya, en las faldas del volcán Vesubio, a poca distancia de Nápoles.

Ante la explicación inmediata exigida por Giorgio Napolitano, Bondi reivindicó, por el contrario, el gran trabajo que se hizo en el lugar y señaló que informará al Parlamento sobre las causas del derrumbe.

"En base a los primeros controles, parece que los frescos del edificio permanecen intactos", agregó el ministro, quien admitió sin embargo que "sigue haciendo falta un gran plan de mantenimiento del patrimonio de Pompeya".

La Domus de los Gladiadores era llamada así porque en su interior se entrenaban los atletas en la antigua Pompeya, la ciudad romana que fue arrasada por una erupción del Vesubio, el 24 de agosto del 79 D.C.

La Domus, cuyo nombre oficial era Schola Armatarum Juventis Pompeiani (Escuela de armas de los jóvenes de Pompeya) servía como sede de una asociación militar y depósito de armas: la amplia sala donde se entrenaban los gladiadores estaba separada del resto del edificio con una puerta de madera.

Se cree que fue construida poco antes de que la erupción del monte Vesubio destruyera Pompeya en el 79 y la sepultara bajo seis metros de ceniza.

Noticia publicada por el diario Clarín.