martes, 28 de junio de 2016

¿Cuál es el origen del nombre de cada país de América Latina?

Algunos surgen de los nombres de sus pueblos originarios, otros fueron rebautizados tras la llegada de los españoles y portugueses, y otros tantos recuerdan a aquellos que lucharon por la independencia de la región.

ARGENTINA


El nombre del país significa plata y proviene de la palabra del Latín "argentum" y la española "argénteo".
"Por el año 1554, aparece por primera vez en una pieza cartográfica la denominación de Terra Argentea", explica el Ministerio de Defensa de Argentina en su página web.
Y es que el país toma el nombre de su ubicación geográfica a orillas del Río de la Plata, famoso entre los exploradores del siglo XVI como vía de tránsito en el Virreinato del Perú.

BELICE

Una teoría sostiene que el país toma el nombre del río Belice que se encuentra en ese territorio y que derivaría de la palabra maya Balis, que significa "fangoso" o "regado".
Otra versión argumenta que Belice es una mala pronunciación del español del nombre Peter Wallace, un aventurero escocés que se habría establecido en estas tierras, según explica el Diccionario Oxford de Topónimos del Mundo.

BOLIVIA

Tal vez la denominación de este país sea una de las más predecibles de la lista.
Responde a una derivación del nombre del militar y político Simón Bolivar, uno de los padres de la independencia de Sudamérica en el siglo XIX.

BRASIL


El nombre del país surge de un árbol que es de un color rojo intenso casi similar al de las brasas encendidas.
Los portugueses que llegaron a esas tierras lo llamaron Pau Brasil. Es muy común hallar esta especie en este territorio de América del Sur y los aborígenes lo utilizaban por su tinte.

CHILE

Existen muchas teorías de por qué el país adquiere ese nombre.
Algunos historiadores sostienen que el nombre deriva de la palabra chilli del idioma aborigen quechua o aimará, que significa confín, porque era el fin del imperio para los Incas.
Otro dicen que las tierras de chilli o tchili para los Incas eran "frío" o "nieve".
Y por último, otros estudiosos argumentan que el nombre del país proviene de trih o chil, que los aborígenes utilizaban para referirse a un pájaro con manchas amarillas en sus alas, según explicaba el diario chileno La Nación.

COLOMBIA


Su denominación surge como homenaje al explorador y navegante Cristóbal Colón, que encabezó la primera expedición española que llegó a América en 1492.
El país responde a este nombre desde hace 153 años. Anteriormente fue llamado Nueva Granada y Gran Colombia. Todos estos cambios también estuvieron acompañados de modificaciones en la extensión de su territorio a través de los años.

COSTA RICA

Cristóbal Colón habría sido quien dio nombre a este país al llegar a estas tierras en su cuarto viaje y tras creer que allí encontraría grandes cantidades de oro, según explica el Diccionario Oxford.
Sin embargo, el investigador costarricense Dionisio Cabal sostiene la hipótesis de que el nombre Costa Rica en realidad se escribe Costarrica y proviene de los aborígenes Huetar que habitaban esta zona de América Central. Y su significado apuntaría a cómo estos indígenas llamaban a su pueblo o a un asentamiento dentro de su comunidad.

CUBA


Muchas teorías aparecen en torno al origen y significado del nombre de esta isla del Caribe.
Algunas sostienen que proviene de la palabra Ciba que entre los aborígenes taínos que habitaban estas tierras significa "piedra, montaña, cueva".
Otra es que proviene de la palabra taína cohiba, a la que supuestamente los nativos se referían cuando nombraban a este territorio.
Una tercera es que responde a la palabra árabe coba, que significa mezquita con cúpula y haría referencia a la forma de las montañas que se ven desde la Bahía de Bariay, donde Cristóbal Colón desembarcó.
Y una cuarta (aunque pueden haber más) es que como Cuba está ubicada en el centro del Caribe, su nombre podría ser una derivación del taíno Cubanacan que significa "lugar del centro", según el Diccionario Oxford.

ECUADOR


Este es otro de los pocos ejemplos que encontramos en la región en el que no hay dudas de por qué se llama así.
El nombre responde claramente a la ubicación geográfica del país, en la famosa línea imaginaria del ecuador que divide la tierra en hemisferio norte y sur. Esa denominación la adquirió en 1830 tras la separación del territorio de la Gran Colombia.

EL SALVADOR

El país toma el nombre de El Salvador por una fortaleza española que estaba situada en donde hoy se ubica la capital, San Salvador, según el diccionario Oxford. Si bien la fecha no está registrada, la primera evidencia de su nombre se encuentra en el Archivo de Guatemala, y data del año 1525, explicó el gobierno de El Salvador el año pasado al cumplirse 100 años del nombre oficial de "República de El Salvador", publicó el diario elsalvador.com

GUATEMALA

Documentos sostienen que el nombre de Guatemala ya aparecía con esa grafía en el año 1524, según una investigación del diario Prensa Libre de Guatemala.
Deriva de la palabra Quauhtemallan del idioma náhualt y es el nombre con que los indígenas llamaban al territorio cakchique. Entre los varios significados que responden al vocablo están: "lugar arbolado, acumulación de madera o también tierra de águilas", explicael Diccionario Oxford.

HAITI


Haití deriva del idioma arahuaca, que era la lengua de los habitantes primitivos del lugar y que significa "tierra de montañas".
Ese era el nombre que los taínos le dieron a la parte oeste de la isla que comparte con República Dominicana.

HONDURAS

Al igual que en Nicaragua, Cristóbal Colón también llegó a las cosas de Honduras en su cuarto viaje a principios del 1500. Si bien no está claro quién bautizó a estas tierras, el historiador chileno Robustiano Vera sostuvo que los navegantes describían sus aguas costeras como "honduras o fondos".
Mientras, para el geógrafo francés Elisée Reclus el nombre de Honduras lo designó otro expedicionario: Bartolomé de las Casas, que habló de la tierra de "Hondure" y que tenía origen aborigen, según describe el diario La Tribuna.

JAMAICA

Su nombre proviene también del idioma taíno y responde a la palabra Xaymaca o Yamaya, aunque con las traducciones al español y con el paso de los años terminó en Jamaica. Su significado es "tierra de bosques y agua".

MÉXICO


México es la traducción y simplificación al español de Metztlixihtlico, el nombre con el que los aztecas denominaban a su capital. Significa "en el centro de la luna" o ya que mētztli responde a luna, xictli a centro y co a lugar.
Algunas teorías sostienen que el verdadero significado de México es "el ombligo de la luna".

NICARAGUA

El nombre de Nicaragua proviene de lengua aborigen, aunque hay discordancia en torno a su significado.
Algunos sostienen que es una derivación del nombre de un jefe indígena llamado Nicarao más la palabra agua. Otros afirman que el grupo de los nahaos denominaron a esta zona Nicanahuac, que significaba "hasta aquí llegaron los nahoas" y con el paso del tiempo la palabra evolucionó en Nicaragua, ante la dificultad de los españoles para pronunciarla, según destaca el diario Hoy de Nicaragua.

PANAMÁ


Este es otro caso cuyo nombre tiene varias interpretaciones.
Se sabe que el país recibe esta denominación nombre por la ciudad de Panamá, capital del país. El origen de la palabra provendría de los pueblos originarios de esa zona. Su significado es "abundancia de peces y mariposas". Otros investigadores dicen que en realidad responde al nombre de un árbol llamado panamá que utilizaban los aborígenes para hacer reuniones.
Una tercera teoría sostiene que Panamá, surge de la frase panna mai de la lengua indígena cuna y que significaba "más allá".

PARAGUAY

Hay dos versiones en torno al significado del nombre. Si bien la denominación también proviene del guaraní, como tantos otros nombres de países de la región, las traducciones a veces no coinciden.
Algunos dicen que Para refiere a "mar", que Gua, "originario de" e y a "agua". O sea: "agua que viene del mar". Sin embargo, el investigador paraguayo Jorge Rubiani señala que el nombre proviene de Paragua, y era el de un cacique que pactó con los españoles. El significado: "corona de plumas". 

PERÚ

El nombre de este país parece ser anterior a la llegada de los españoles a estas tierras.
Para el Diccionario Oxford, proviene de Birú o Perú, que en guaraní significa "río". Pero según el historiador Raúl Porras Barrenechea Birú era el nombre en realidad de un cacique del sur de Panamá y que, por lo tanto, todas esas tierras recibían ese nombre.
Otras teorías sostienen que Perú surge de la palabra Viru, que es una palabra Quechua.

PUERTO RICO

Los aborígenes taínos que habitaban esta isla la llamaban Boriquén o Borinquen, que significa "Tierra del Altísimo o del Gran Señor". Y de ahí también surge el gentilicio "boricua".
Cristóbal Colón la rebautizó San Juan Bautista. Pero el actual nombre respondería a las riquezas que partían del puerto de San Juan (capital actual de la isla) hacia España.

REPÚBLICA DOMINICANA

Primero se llamó Santo Domingo (nombre actual de su capital). Y luego se la denominó República Dominicana.
Una teoría sostiene que toma el nombre de la orden religiosa de los Padres Dominicos que se estableció en el lugar para evangelizar, explicó la historiadora Celsa Albert Batista.
Otra teoría es que Cristóbal Colón llegó a esta isla un día domingo y por ello el nombre, aunque el navegante denominó a toda la isla (territorio compartido entre República Dominicana y Haití) La Española.

URUGUAY


Se conoce que la palabra proviene de la lengua aborigen guaraní, aunque existen varias versiones en torno a su significado.
Según el Diccionario Oxford de Topónimos del Mundo, el nombre del país pudo haber derivado de uruguä, que para los guaraníes significaba una especie de "mejillón o caracol".
También señala que podría provenir de Uru, un tipo de ave que habitaba la zona del río; Gua, que significa "que viene de" e y que representa "agua".
Otra de las teorías que los uruguayos aprenden en la escuela es que el nombre del país significa "río de los pájaros pintados".

VENEZUELA

Es la "pequeña Venecia", ante su parecido con la ciudad italiana, según la definieron los exploradores españoles Alonso de Ojeda y Amerigo Vespucci al observar que las viviendas de los pueblos nativos en las costas de Maracaibo estaban construidas sobre pilotes de madera.
Sin embargo, documentos sostienen que los primeros navegantes que llegaron a estas tierras hicieron contacto con los aborígenes que vivían en una pequeña isla llamada Veneci-uela, según señala un artículo del diario venezolano, El Nacional

Publicada por BBC Mundo.

viernes, 15 de abril de 2016

Una momia en zapatillas

Pastores encontraron los restos humanos en una montaña y las fotos sorprendieron a los usuarios por el aspecto moderno de su calzado.




El descubrimiento de una momia de 1500 años de antigüedad en Mongolia tuvo un impacto inesperado en las redes sociales debido a la similitud de su calzado con las modernas zapatillas de la marca Adidas.

Los restos fueron hallados por pastores en las montañas Altai, en el oeste de Mongolia, y a una altura de 2803 metros sobre el nivel del mar, según un artículo de The Siberian Times. Los investigadores creen que la momia, que se encuentra en buen estado de conservación y se encontró rodeada de artefactos y telas, es una mujer de origen túrquico.

La noticia empezó a ser compartida primero en Facebook y después en otras redes sociales a raíz del aspecto moderno del calzado de la momia, con líneas paralelas similares a los productos de la marca deportiva.

Enseguida se desarrollaron teorías sobre el parecido, desde la posibilidad de un viaje en el tiempo hasta una campaña no convencional de la marca alemana.

 
Pero para los arqueólogos del museo Khovd el hallazgo tiene otra importancia. "Es el primer entierro túrquico completo que encontramos, al menos en Mongolia y probablemente en toda Asia Central. Es un fenómeno muy inusual", dijo B.Sukhbaatar, un investigador del museo, citado por el The Siberian Times.

Publicada por Infobae.

miércoles, 13 de abril de 2016

Musas y museos



Las musas eran, para los antiguos, divinidades inspiradoras de las artes, inicialmente la música, luego la poesía y, finalmente, la historia, la elocuencia, la lírica, la danza, la tragedia, etc. Homero se refiere normalmente a "la musa", en singular, pero en un pasaje del canto XIV de la Odisea alude a un total de nueve. 

Llamadas en griego mousa, vivían en el mouseion, en latín museum. Más tarde, museum pasó a designar las bibliotecas y las villas griegas consagradas a las artes y a la cultura. En el siglo III a. de C., Ptolomeo I creó un lugar destinado al desarrollo de todas las ciencias y artes, así como a las tertulias de los sabios patrocinados por el Estado. Ese lugar sirvió de base a lo que más tarde se convertiría en la famosa biblioteca de Alejandría. 

La acepción moderna en español no aparecía todavía en el diccionario de Covarrubias (1611), que definía este vocablo como "lugar consagrado a las musas". 

En la primera edición del Diccionario de la Academia Española (1726-1738), museo se define en primer término como el lugar destinado al estudio de las ciencias, letras humanas y artes liberales, pero la segunda acepción se aproxima bastante al significado de hoy:
se toma tambien por el lugar en que se guardan varias curiosidades, pertenecientes a las ciencias: como algunos artificios mathemáticos, pinturas extraordinarias, medallas antiguas, etc.

De El Castellano. En la foto, el Museo Nacional de Bellas Artes, en Buenos Aires.

lunes, 4 de abril de 2016

Las momias que revelan el impacto devastador de la conquista europea sobre los pueblos americanos



Dos de las principales preguntas que la comunidad científica se ha hecho desde hace décadas acerca de los primeros habitantes de las Américas son: ¿cómo se extendieron a lo largo del continente? y ¿cuál fue el verdadero impacto de la llegada de los conquistadores europeos sobre esas poblaciones?

Ahora, un estudio genético realizado a partir de muestras de ADN tomadas a 92 momias y esqueletos de la época precolombina procedentes mayormente de Chile, Bolivia y Perú ofrece pistas para responder a ambas cuestiones.

La investigación, cuyos resultados fueron publicados en un artículo en la revista Science Advances, se basó en el estudio del ADN mitocondrial -el que pasa de madres a hijos- de estos individuos que vivieron entre hace entre 8.600 años y 500 años, que fue comparado con el de las poblaciones actuales de esos países.

Ese ADN fue extraído de muestras de pelo, dientes y huesos de las momias y esqueletos.
Según las conclusiones del estudio, los efectos de la llegada de los europeos sobre la población indígena originaria fueron devastadores: de los 84 linajes genéticos encontrados en los restos humanos analizados ninguno logró perdurar en las poblaciones indígenas actuales.

Eso, según los científicos, sostendría en parte la teoría de que una gran proporción de los pobladores indígenas de América desaparecieron tras la llegada de los conquistadores españoles, debido a factores como las enfermedades traídas del viejo continente, la guerra y el colapso de las sociedades precolombinas.

Sin embargo, para determinar mejor las causas de la desaparición de esas poblaciones originarias aún queda trabajo por hacer, incluyendo la extracción y el estudio del ADN nuclear de las momias.

Bastien Llamas, uno de los investigadores principales, reconoció a la revista Science que con el estudio del ADN mitocondrial "sólo vemos una parte de la historia", la que se extiende de madre a hijo.

Este, además, tiene la particularidad de que de manera natural tiende a desaparecer cada vez que una mujer no tiene hijos o sólo tiene hijos varones.

El estudio del ADN nuclear, en cambio, permitirá disponer de información tanto de la línea materna como paterna y puede ayudar a conocer el impacto que pudo tener la llegada de los colonizadores.

El origen de los americanos

El estudio también ofrece pistas más precisas acerca de la llegada de los primeros habitantes al continente a través del estrecho de Bering, que conectaba Asia con la parte noroccidental de América del Norte, durante la última glaciación.

"Nuestra reconstrucción genética confirma que los primeros americanos entraron hace unos 16.000 años por la costa del Pacífico, bordeando unas enormes placas de hielo que bloqueaban una ruta hacia el interior del continente y que sólo se abrió mucho después", dijo Alan Cooper, director del Centro Australiano sobre el ADN antiguo (ACAD, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Adelaida, institución que lideró el estudio.

El avance hacia el sur del continente se habría realizado en un período de unos 1.500 años.
"Se extendieron hacia el sur de forma bastante rápida, llegando a Chile hace unos 14.600 años", dijo Cooper en una nota de prensa publicada por el ACAD.

"Nuestro estudio es el primer registro genético en tiempo real de estas cuestiones clave relacionadas con el proceso de poblamiento de las Américas", dijo a la revista Science Wolfgang Haak, científico del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana y uno de los participantes de la investigación.


"Para tener un cuadro más completo, sin embargo, necesitamos un esfuerzo concertado para construir una base de datos completa del ADN de los habitantes actuales y de sus ancestros precolombinos", señaló el experto.

Publicada por BBC Mundo.

martes, 29 de marzo de 2016

África mía



Los griegos dividían el mundo en tres partes: Europa, Asia y Libia. En esta división, Libia abarcaba toda el área que los griegos conocían del continente africano. Sin embargo, en tiempos de Heródoto ya se distinguía entre Libia (aproximadamente con su territorio actual), Egipto y Etiopía, que eran las partes del continente conocidas por los europeos. Las dos primeras estaban habitadas por hombres blancos, mientras que Etiopía se describía como un "país de hombres de estirpe divina, de apariencia quemada y profunda sabiduría". En efecto, el nombre de este país se forma con aithôum; 'quemado' y ops 'apariencia'.

Según algunos geógrafos y etimólogos, el nombre actual África habría sido formado por los romanos, que lo tomaron del término Afri, nombre de un pueblo sobre el cual poco sabemos. Los conquistadores romanos llamaron Africa Vetus (África vieja) al territorio de Cartago, una vez que lo hubieron reducido a provincia, y Africa Nova (África nueva) a Numidia.

Finalmente, el comentarista romano Servio Honorato, que estudió a Virgilio en el siglo IV de nuestra era, planteó una hipótesis según la cual el nombre del continente provendría del latín aprica 'soleado' o del griego aphrike 'sin escalofríos'. Es un continente cuya historia guarda aún tantos misterios que ni el origen de su nombre logramos conocer con certeza.