miércoles, 23 de septiembre de 2015

Los huesos de un indígena de Gran Canaria tienen "grabada" la crueldad de la colonización europea



Una reciente investigación pone de relieve la brutalidad de la colonización de la población local de la isla subtropical de Gran Canaria a manos de la Corona de Castilla, a raíz del hallazgo de los huesos de un hombre con traumas graves en cabeza, brazos, espalda y pelvis. 

Un equipo de arqueólogos dirigido por Jonathan Santana Cabrera, de la Universidad Estatal Península de Santa Elena, en Ecuador, ha publicado en la revista "International Journal of Osteoarchaeology" una investigación que pretende probar la violencia y la crueldad con que se emplearon los europeos a la hora de subyugar a los nativos de la Isla de Gran Canaria durante su colonización en el siglo XV.

En una tumba colectiva de indígenas en Los Acarreaderos, en Gran Canaria, fue descubierto el esqueleto de un hombre joven que presentaba un total de 13 heridas, incluida una grave cortadura que le rompió el cráneo. Las heridas le fueron infligidas por una o más espadas desde diferentes ángulos de ataque, y se produjeron al mismo tiempo, causándole probablemente la muerte instantánea. El indígena no pudo en ningún caso defenderse ya que no contaba con armas de metal como las de los colonizadores ni tampoco con armadura.

El hallazgo representa una muestra de "la violencia interpersonal entre los europeos y los nativos que se hizo frecuente en ambos lados del Atlántico", concluyen los investigadores.

Publicada por RT.

No hay comentarios: