jueves, 24 de septiembre de 2015

Hallan en Brasil los restos de la decapitación más antigua de América



Rondaría los treinta años cuando la muerte lo sorprendió. Pertenecía a una comunidad de cazadores recolectores que vivió hace 9.000 años en la región de Lagoa Santa, al este de Brasil. Los demás miembros del grupo lo enterraron en una tumba circular de unos 40 centímetros de diámetro y lo sepultó bajo cinco losas de roca caliza. Antes, le habían cortado la cabeza y colocado las manos, amputadas, sobre la cara, una mirando hacia arriba y la otra en posición contraria.

“Estamos ante el caso de decapitación más antigua documentada en el Nuevo Mundo - explica a Big Vang en una entrevista telefónica el investigador André Strauss, del Departamento de Antropología Evolutiva del Instituto Max Planck-. Que le cortaran la cabeza no tuvo que ver con motivos punitivos, sino que formaba parte de un ritual funerario”.

Este individuo fue hallado en 2007 en el yacimiento brasileño de Lapa do Santo. Un equipo internacional de investigadores encontró fragmentos de un cuerpo enterrado, al que llamaron ‘Entierro 26’: un cráneo, una mandíbula, las seis primeras vértebras cervicales y dos manos amputadas.

Junto a él no había nada más, ningún elemento de ajuar, pero la disposición del cuerpo y sobre todo de las dos extremidades sobre el rostro –la derecha sobre el lado izquierdo de la cara con los dedos apuntando hacia la barbilla y la izquierda, al revés-, hacían sospechar a los investigadores que aquella no era una decapitación con finalidad de castigo o para obtener un trofeo de guerra, como otras que anteriormente se habían descubierto en la zona de los Andes.

“Este individuo no tenía las manos dejadas de cualquier manera, sino que se las habían colocado de forma cuidadosa e intencionadamente. Creemos que esa disposición podría estar asociada con un ritual para reforzar los lazos sociales del grupo. Llevaban la muerte, algo tan personal, a un nivel colectivo en el que todos los miembros de la comunidad compartían el momento funerario”, explica Strauss.

Publicada por Clarín.

2 comentarios:

asd dijo...

Hola Carlos. Se que no es el lugar apropiado. Pero quería saber si esta pagina tiene cuenta de face, así lo puedo seguir desde ahi. Gracias

Carlos dijo...

Hola asd. No tenemos perfil en FB.

Saludos!!!