viernes, 20 de noviembre de 2009

Las venas cerradas del Antiguo Egipto

A menudo se relaciona la arterioesclerosis -u obstrucción de las arterias- con el estilo de vida moderno, pero ahora científicos estadounidenses aseguran haber encontrado evidencias sólidas de este mal en momias de 3.500 años de antigüedad.

Los médicos suelen coincidir en que, a causa de las dietas ricas en grasas y la falta de ejercicio, esta enfermedad vascular -que hace un siglo no aparecía en los libros de medicina- se ha extendido en el mundo desarrollado, donde se estima que es un factor que interviene en un tercio de las muertes.

Pero, según se desprende de una investigación publicada en la revista de la Asociación Médica Estadounidense, éste era un problema común entre las clases altas del antiguo Egipto.
Los investigadores realizaron una prueba de diagnóstico por imagen conocida como tomografía axial computerizada (TAC) a 22 momias datadas entre el año 1981 AC y el 364, que están preservadas en el Museo Nacional de Antigüedades de El Cairo, en Egipto.Las imágenes de sus arterias coronarias fueron analizadas por cinco especialistas.

¿Cuestión genética?

Dieciséis de las momias contenían tejidos del corazón y de los vasos sanguíneos que pudieron ser analizados. En nueve de ellas se constató la existencia de depósitos en las paredes de las arterias que conducían al corazón. En tres se vio un endurecimiento definitivo de las arterias.
De las momias que murieron cuando contaban con 45 años de edad o más, siete de ocho presentaban calcificación en las arterias, mientras que eso sólo se constató en dos de las ocho más jóvenes.

Los científicos aseguran que no había diferencias en la calcificación entre hombres y mujeres.Si bien no pudieron determinar la dieta de ninguna de las momias, saben que en aquella época no era raro que las clases pudientes consumieran carne de ganado, pato o ganso.

El analista en temas científicos de la BBC Matt McGrath explica que el descubrimiento ha llevado a los investigadores a hacer un llamado para que se reexaminen las causas de las enfermedades cardiacas.

Según el doctor Gregory Thomas, de la Universidad de California, "tendríamos que ver más allá de los factores de riesgo modernos para acabar de entender la arterioesclerosis".

Los científicos creen que este trabajo podría dar más peso al factor genético como causante de la enfermedad cardiovascular.

Pubicada por BBCMundo.

1 comentario:

L. de Guereñu Polán dijo...

Me parece acertadísimo el título en comparación con la obra -que leí hace años- titulada "Las venas abiertas de América Latina". Un saludo.