jueves, 22 de enero de 2009

Hitler vuelve a quioscos alemanes

Recorriendo como todos los días las distintas páginas de noticias que suelo ir viendo para enterarme un poco de lo que ocurre aquí y allá, me encuentro con esta peculiar noticia, cuya lectura me dejó francamente con la boca abierta, sin poder recuperarme de la sorpresa, porque -de verdad- me parece una jugada de una osadía y peligrosidad que pocas veces vi.

Saque cada uno sus propias conclusiones, en fin, pero me pareció interesante compartirlo, más allá de que me parece que un tema tan delicado debe abordarse desde otro lugar. No me parece sensato prohibirlo todo, ni me parece acertado tampoco un emprendimiento comercial como éste porque, sabemos, las libertades deben ser respetadas hasta que colisionan con las de otros. En este caso en particular, soy de la opinión de que cualquiera que compre estos periódicos puede así mismo interpretar lo que se le ocurra, y esto ¿no puede generar un rebrote antisemita o racista?. Pasen y lean.

"¡Saquen las banderas! Hitler elegido Canciller!" se podía leer el pasado fin de semana en un diario llamado "El Ataque", perdido entre otras decenas de periódicos y revistas de un quiosco en Berlín.

En otro diario "El Observador Popular" se ve la figura de Hitler haciendo su saludo entre esvásticas, en un tercero Joseph Goebbels, el ministro de propaganda de Hitler, declara en sus titulares "El nacionalsocialismo no hará nada a medias".

Este curioso escenario periodístico acaban de revivir los alemanes a través de la iniciativa de un editor británico, Peter McGee, que desde este mes ha comenzado a lanzar en los quioscos de toda Alemania una serie llamada "Zeitungszeugen" (Diarios Testimoniales) como un proyecto para conocer de primera mano la historia alemana.

Los "Diarios Testimoniales" son la reimpresión facsimilar de una selección de los diarios que aparecieron desde el nombramiento de Adolf Hitler como Canciller en 1933, hasta la derrota de la Alemania nazi en 1945.

Entender mejor la historia

"A través de los 'Diarios Testimoniales' se consigue entender mucho mejor el nazismo que a través de los habituales textos de historia", le comentó a BBC Mundo Sandra Paweronschitz, historiadora y redactora jefe de "Diarios Testimoniales".

"Los diarios van acompañados de un folleto con comentarios de historiadores que no sólo aclaran el contexto y el trasfondo de cada noticia, sino que ayudan al lector a leer entre las líneas", explicó Paweronschitz.

Además de los diarios nazis, la serie incluirá la reacción de los diarios de la oposición comunista, socialista y diarios judíos, durante los pocos meses que lograron subsistir antes de ser prohibidos por el régimen de Hitler.

Poco después de que saliera la primera colección de diarios, un comunicado del estado de Baviera declaró que "hará lo necesario por impedir esta difusión de la propaganda nazi" y exigió a la editorial Albertas Limited, propietaria de la colección, que cancele su proyecto.

El ministerio de finanzas de Baviera debió asimilar después de la Segunda Guerra Mundial la editorial Eher, que publicó la totalidad de los diarios nazis, y es ahora legalmente el dueño de los derechos de esos diarios.

Según el comunicado del ministerio bávaro, los diarios podrían ser una incitación para grupos de neonazis, ya que pueden ser leídos dejando de lado completamente los comentarios críticos, que vienen en un folleto separable.

Pero la colección ha recibido ahora el apoyo de algunos de los mayores historiadores alemanes del nacionalsocialismo.

En una declaración pública, ocho historiadores de varias universidades e institutos alemanes manifestaron que "la prohibición sólo ayuda a mitificar y a sobreestimar la propaganda del nacionalsocialismo, contribuyendo a hacerla atractiva para los neonazis".

Ediciones agotadas

En Alemania existe una escrupulosa prohibición de símbolos, documentos y propaganda que alude de alguna manera al nacionalsocialismo, con lo cual es muy difícil para un ciudadano normal acceder directamente a testimonios de la época nazi.

"Nunca había leído un diario nazi. Me parece excelente que ahora sean accesibles, así uno puede hacerse mejor una idea de por qué tanta gente siguió a Hitler", le comentó a BBC Mundo Hermann, un estudiante que dice haber recorrido varios quioscos antes de conseguir un ejemplar.

"En cualquier parte del mundo, hasta en Israel, te puedes comprar el libro 'Mi Lucha' de Hitler, menos en Alemania, donde está prohibido. Creo que es importante poder leer finalmente esas cosas", concluyó el estudiante.

La editorial le dijo a BBC Mundo que la totalidad de la primera entrega de los "Diarios Testimoniales", de 300.000 ejemplares, está completamente agotada.

La segunda entrega, programada para la segunda semana de enero, está aún retrasada debido al problema legal entre los editores de "Diarios Testimoniales" y el Estado de Baviera.

Si tienen éxito, los editores esperan sacar 12 fascículos, uno por cada año que Hitler estuvo en el poder y que permitiría por primera vez a muchos alemanes ver algo más directamente su propia historia.

Noticia publicada por BBC Mundo.

4 comentarios:

Minerva dijo...

Hola Carlos!

Una noticia muy pero muy interesante la que nos pones por aqui, yo ni enterada.

Pero ahora que la leo, yo creo que en realidad es una buena iniciativa para conocer de una manera más directa la etapa nazi en la historia alemana (ojalá un dia se les ocurra exportar esos diarios) y claro que hay riesgo de que grupos neonazis tomen en cuenta solamente lo mencionado en los textos de la época dejando de lado el folleto que acompaña a estos diarios con comentarios de historiadores ... para eso creo que sería mucho mejor colocar los comentarios de los especialistas en el mismo diario que en folletos separados.

Por temor la historia no puede quedarse enterrada (ni siquiera parcialmente) creo que mientras más cosas se puedan sacar a la luz mucho mejor ... riesgos hay en todas partes, con o sin diario la gente igual buscaría (o busca) algún pretexto para manifestar racismo.

Un saludo!

Carlos dijo...

Hola Minerva, coincido en todo lo que decís, sobre todo el tema de insertar los comentarios en el diario, no como un accesorio.

Lo mío apuntaba más bien a reflexionar sobre el modo en que se accede a esos conocimientos. Es muy difícil que las dudas que se pueden generar a partir de la lectura de estos periódicos se evacéun adecuadamente, me parece. Aunque para poder asegurarlo, tendría que tener en mis manos uno de esos, junto con los comentarios. Y eso está un poco difícil, ¿no?.

Gracias por comentar. ¡Saludos!

Anónimo dijo...

Pueden ustedes echar un vistacillo aquí, si les apetece, hay cosas de viajes, de historia, de pensamiento y algo más:

http://nonsolascripta.blogspot.com

¡Bienvenidos!

mj dijo...

La idea de los diarios está bien, pero a mí me cansa un poco ya lo de la Alemania nazi, lo de Hitler, Alemania se ha reconstruido, ha dejado atrás ese pasado tan horrible. Allí no se ven símbolos nazis, aunque quedan los restos del pasado, las estaciones de Berlín, Potsdamer, por ejemplo, las cruces en el barrio judío. Se vive con ello, se sabe lo de un pasado cruel, lo del exterminio,se sabe ..., pero a mí no me gusta que se esté sacando todo esto. La historia no se olvida, porque está allí, pero yo soy de esas personas partidarias de olvidar ... y seguir para delante. Alemania es un país fantástico, sus gentes son estupendas, amables, tiene un millón de cosas bonitas ..., en fin, que seguiría y no pararía de decir cosas bonitas de allí.
Gracias por tu post y perdona lo extenso de mi comentario.

Un saludo.