jueves, 11 de diciembre de 2008

Curiosidades y fotos de San Ignacio

Las fotos de hoy no son de un tema histórico, pero están buenas porque es bastante curioso lo que ha ocurrido aquí. Cuando uno hace el recorrido por San Ignacio Miní con un guía, éste siempre le muestra a los turistas el "Arbol corazón de piedra", que es un guapoi (un tipo de higuera) que se comió (literalmente) una de las columnas de una de las muchas galerías a las que daban las casas de los guaraníes que vivían en la misión.


Este es el guapoi del que les hablo, y a continuación, el detalle de la columna dentro del árbol, y debajo se aprecia la hilera de columnas de la galería, uno de cuyos pilares está tomado por este ejemplar.







Hasta acá, una linda curiosidad. En general, todos los que han tenido la oportunidad de conocer San Ignacio, presumo, han podido conocer este árbol y sorprenderse con él. Los que aún no lo hayan hecho, si pueden hacerlo, vale la pena. Pero más impresionante aún es este otro ejemplar de guapoi, que no se "comió" una columna (lo que igual ya es bastante), sino una pared. Sí, así como les digo, miren si no las fotos:












En la primera de estas últimas cuatro fotos, se ve el árbol desde la entrada de lo que era una vivienda, las otras tres son para ver en detalle cómo fue avanzando sobre la pared, que de todas maneras no está completamente tapada, pero es bastante impresionante, porque se aprecia muy bien cómo el guapoi fue torciendo la construcción conforme iba creciendo.

Este sector, generalmente, no es incluído en las visitas guiadas, y está en peor estado que el resto de las ruinas, lo cual es una pena.

2 comentarios:

niklaüss dijo...

Impresionante. Un claro ejemplo de cómo conviven la naturaleza con la historia.

Excelentes fotos!

Carlos dijo...

Exatcççct, igual acá la naturaleza iba ganando por goleada, jaja. Un abrazo Niko.