miércoles, 5 de marzo de 2008

Un historiador pide a Rusia ADN de los restos de Hitler para probar que murió en Argentina


El escritor y periodista argentino Abel Basti, autor del libro "Hitler en Argentina", quiere investigar restos de Adolfo Hitler conservados en Rusia, con el propósito de comprobar su tesis de que el líder nazi murió en Argentina en 1964, y no en Berlín en 1945.

"Oficialmente solicito a las autoridades rusas autorizar un análisis genético de la mandíbula para comprobar que tengo razón", afirmó Basti en Moscú, al ser entrevistado por la agencia rusa de informaciones RIA Novosti.

En una nota publicada recientemente en el semanario ruso Argumenti y Facty (Argumentos y Hechos), Basti sostuvo que un análisis genético del ADN de fragmentos de mandíbula de Hitler, guardados en el archivo del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB), permitirá poner fin a muchos mitos.

"El análisis de ADN de los restos de Hitler (en poder del FSB) deben compararse con los restos de su hermana menor Paula, fallecida en 1960 y sepultada en el cementerio de Bergfriedhof, en Berchetesgaden (Baviera, Alemania)", afirmó Basti.

Según la versión oficial, Hitler se suicidó junto a su esposa Eva Braun en un búnker en Berlín, a finales de abril en 1945, y sus cuerpos fueron incinerados y sepultados en un lugar desconocido.

El escritor mencionó un informe desclasificado del FBI de un agente norteamericano en Argentina que supo de los preparativos hechos por alemanes residentes en este país para recibir a Hitler.

"Existen otros informes confidenciales del FBI, la CIA y el Mi-5 (servicio de espionaje británico) sobre la fuga de Hitler de Berlín, pero desgraciadamente muchos de esos documentos y algunos en Rusia siguen siendo secretos", advirtió el autor.

Entre los informes ocultos en Rusia, Basti citó tres documentos sobre conversaciones del líder comunista Josif Stalin, una de ellas con el secretario de estado norteamericano Jimmy Byrness en la que el dirigente ruso dijo que Hitler había logrado fugarse del cerco de Berlín.

Según Basti, Hitler, acompañado de Braun, abandonó Berlín el 29 de abril de 1945 en un avión Ju-52 y, tras burlar la defensa del ejército soviético, aterrizó en España y de allí en submarinos de la armada nazi llegó a la Patagonia argentina. La teoría sobre la fuga de Hitler de Berlín expuesta por Basti en general coincide con el libro "El Escape de Hitler", del escritor Patrick Burnside.

   Otra versión indica que Hitler se refugió en una base secreta del III Reich en el Polo Sur y que luego escapó al Tíbet, donde vivió hasta su muerte en un monasterio budista.

Huellas. Basti, de 53 años, es un periodista de larga trayectoria en diarios argentinos. En 1979 se radicó en Bariloche. Desde entonces investigó la historia de los nazis arribados a Argentina. "Tras la caída del nazismo, Hitler se transformó en un dinosaurio protegido. Tengo relatos de testigos y documentos para demostrar que vivió y murió en Argentina", afirmó en septiembre de 2006 a La Capital, al aparecer su libro "Hitler en Argentina".

Indica que el dictador falleció a fines de la década del 60. "Así lo revelan cartas escritas por el dictador hasta 1964 a amigos que vivían en Córdoba", aseguró. "Rastreo la huella de Hitler en sus últimos días, la identidad italiana que usaba aquí, el lugar de Argentina donde murió, su entierro y el destino de Eva Braun, pareja del Führer, quien lo sobrevivió. Apunto a los encuentros secretos, reuniones en Mar del Plata y en Mendoza, y a un viaje a La Rioja".

Noticia aparecida en el diario La Capital, de la ciudad de Rosario

Imagen: Adolf Hitler, de Holocaust History (en inglés)

7 comentarios:

HPR dijo...

¡Me encantan estos misterios de la Historia! Creo que es muy sano que se consideren y se investiguen seriamente en cuanto que exista una mínima base. Se debe tirar del hilo, sin complejos y llegar al fondo, y si era una equivocación, reconocerlo y ya está. Y si no lo era...¡pues reescribir la Historia!
A ver si se obtiene el ADN -del monstruo- y podemos dar un paso más.

pcbcarp dijo...

Lo que no se ha propagado aún es que Paula no era hermana de Hitler, sino un doble clónico que había sido fabricado en Lhassa en los años 20, antes del advenimiento de Adolf al poder en previsión de posibles cotejos de ADN por la judería internacional. Hicieron falta 27 sacrificios humanos y antiquísimos rituales Bon prebudistas para conseguirlo, pero lo consiguieron.

De ahí la confusión reinante. ;)

HPR dijo...

Hola, este último comentario de pcbcarp no sé como tomármelo ¿¡?!...pero he ido a su blog "La barra virtual" y la verdad es que me ha gustado. Muy de acuerdo con José Luis Sampedro y con Arturo Pérez Reverte. El artículo de este último, ya lo había recibido por e-mail y hay mucha gente por ahí moviéndolo.Menos mal.

Carlos dijo...

Lo que creo particularmente es que alrededor de Hitler hay un halo de misterios tejido a veces a propósito y a veces por ignorancia que lo convierte, más allá de su obvia importancia como personaje histórico, en uno de los temas más candentes de la historia contemporánea. Concuerdo con HPR con el tema de tratar, permanentemente, de esclarecer todo lo concerniente al III Reich y sus caracteres centrales, y la posibilidad de reescribir la historia que brindaría un hallazgo nuevo en este sentido.
Por otro lado, como el tema es muy delicado y mis conocimientos en dicho campo no abundan (nótese que cada vez que en este espacio aparece Hitler aparece la etiqueta Noticias y el enlace correspondiente), prefiero no opinar más allá, aunque la posibilidad de la búsqueda de fama rápida nunca hay que descartarla. Saludos amigos.

Gonlor dijo...

Desde que tengo cierto entendimiento leo o escucho que alguien dice que tiene pruebas de que Hitler vivió hasta no se que año.

Pero nunca consigo ver las pruebas.

Hitler murió en Berlín.

Es imposible que pudiera escapar en el Berlín cercado por los rusos y mucho menos el 29 de abril.

Un saludo y enhorabuena por el blog

Anónimo dijo...

Interesante la tesis de este periodista Argentino, he escuchado también que varios cercanos a Hitler vivieron en Chile pero ya esto entra en la especulación, lo que se señala en el artículo que vivió en un monasterio budista creo que no tiene asidero, no me imagino a Hitler mediatando en el Tibet.
De cualquier manera si Butch Cassidy y Sundance Kid estuvieron en Chile y Argentina...
Saludos,
Antropóloga.

Anónimo dijo...

Flojo el comentario de gonlor. Si lo sabes por que no das las pruebas y listo (LEES Y ESCUCHAS que Hitler esto que Hitler aquello)eres un arrogante que no aportas nada. Si eres el gonlor de la druida aflojale a los insultos que propinas a los que participan en ella(Si no lo eres te pido mil disculpas).

Carlos, te pido mil disculpas, normalmente no participo de este tipo de cosas pero me molestó leer su nombre aquí.
Saludos,
Sociólogo.