miércoles, 20 de febrero de 2008

Lamentables descuidos del patrimonio histórico argentino


En junio del año pasado un grupo de personas robó del Museo Histórico Nacional un reloj que el rey Jorge III de Inglaterra le había obsequiado al general Manuel Belgrano. El viernes pasado, una banda de ladrones, utilizando la técnica del boquete, penetró en el Museo del Banco de la Nación Argentina y sustrajo una valiosísima colección de monedas, valuada según el diario Clarín en unos setecientos mil dólares.

Tristemente, resulta obvio que para las autoridades locales el patrimonio histórico es de nula o escasa importancia, sobre todo cuando se lee en Clarín que los ladrones de la colección de modenas contaban información "muy precisa".

En fin, no me parece que esto sea más grave que los severos problemas de desnutrición y muerte por inanición de niños y niñas de escasísimos recursos, pero sí me parece lamentable la desidia con la que se manejan este tipo de asuntos: el reloj de Belgrano ya no apareció (el responsable del MHN fue sobreseído en la causa), y no hay por qué guardar distintas esperanzas para esta colección de monedas, que seguramente en pocos días más tendrá nueva vitrina en la casa de algún rico traficante.

A continuación, un extracto de la noticia publicada hoy en el diario Clarín:

Un robo audaz, pensado al detalle y con información muy precisa, se cobró la mayor colección de monedas históricas que había en la Argentina. El viernes a la noche, una banda de ladrones entró al Museo Histórico del Banco Nación, junto a Plaza de Mayo, y se llevó casi todas las piezas que había en sus vitrinas. Según los especialistas el botín está valuado en unos 700.000 dólares.

Esta colección, que llevó 40 años para su armado, tenía entre sus monedas más destacadas una de 1836, con la imagen de Juan Manuel de Rosas, tasada en 140.000 dólares. Una acuñada en 1881, que perteneció a Carlos Pellegrini, que vale 50.000 dólares y la primera moneda argentina acuñada en oro, de 1813, también de 50.000 dólares.

Los ladrones también se llevaron la colección completa de monedas de La Rioja (1821-1860) y toda la colección argentina del siglo XIX. Además faltan monedas de Tucumán, Salta y Córdoba desde 1817 a 1854.


Imagen: El reloj de Belgrano, del diario Clarín.

No hay comentarios: