domingo, 20 de enero de 2008

Reivindican a la Biblia como documento histórico


Noticia aparecida hoy en el diario Clarín.

Un equipo de arqueólogos israelíes descubrieron recientemente en Jerusalén un sello de unos 2.500 años que se suma a los objetos de la antigüedad que demuestran que la Biblia se puede emplear como un documento histórico.
El dato fundamental del hallazgo fue el nombre de la familia Témaj escrito en el sello en hebreo arcaico. Ya que según el Libro de Nehemías del Antiguo Testamento de la Biblia, el apellido Témaj corresponde al de una de las familias que vivió el exilio en Babilonia (actual Irak) hasta que volvió a Judea en 537 a.C.
El hallazgo arqueológico es un sello de piedra negra, con forma elíptica, de 2,1 por 1,8 centímetros. "Es un nexo entre las prue bas arqueológicas y el relato bíblico. Evidencia la existencia de una familia explícitamente mencionada en la Biblia", explicó la arqueóloga Eilat Mazar, que dirige las excavaciones.
También indicó que la familia Témaj vivía en una zona de Jerusalén conocida como el "Ophel", un área del Primer Templo que el Rey Salomón ordenó construir en el siglo X a.C. Consultado acerca de la importancia de este hallazgo, Monseñor Luis Heriberto Rivas, profesor de Teología de la Universidad Católica Argentina (UCA) y licenciado en la Pontificia Comisión Bíblica de Roma explicó que este no es el primer hallazgo arqueológico que "muestra coincidencias con los datos bíblicos".
Que de hecho existe una gran cantidad de bibliografía "con libros buenos, malos y regulares sobre el tema Biblia y Arqueología". Y destacó que no puede olvidarse el hecho que "algunos hallazgos arqueológicos muestran que algunos textos bíblicos no eran tan históricos como se pensaba. Es decir, se los leyó como si fuera una crónica histórica cuando en realidad era un texto poético o una epopeya".
Imagen: Diario Clarín.

No hay comentarios: