jueves, 2 de agosto de 2007

Con una novedosa técnica, confirman la existencia de una aldea de 2.000 años de antigüedad en Catamarca

Artículo aparecido esta tarde en la versión digital de Clarín

Se trata de la denominada "arqueología física", que permite detectar restos de construcciones enterradas mediante una especie de tomografía que se le hace al suelo. El trabajo se llevó a cabo en la localidad catamarqueña de Palo Blanco y estuvo a cargo por un grupo de científicos de la UBA.

Continuar leyendo en Clarin.com

No hay comentarios: