martes, 22 de enero de 2008

El complejo Tehuelche 4 - Los Onas


Este grupo estaba ubicado en el territorio de Tierra del Fuego, con excepción de los canales del extremo sur, hábitat de los Yámana – Alakaluf. A su vez, esta parcialidad se encontraba dividida entre los Selk’nam y los Haus (o Maneken).

Los Onas compartieron con las demás parcialidades Tehuelches la forma de vida sustentada en la caza del guanaco y en segundo orden aves, aunque también recolectaban raíces y frutas silvestres.

Lo que es realmente llamativo de esta parcialidad, es que a pesar de su hábitat, no tuvieron medios de transporte acuático y raramente explotaron los recursos marinos.

Estaban organizados, como los septentrionales y meridionales, mediante la familia extensa y el conjunto de éstas constituía la banda. No tenían jefaturas fuertes, excepto en casos de guerra; la autoridad solía recaer en los ancianos y los chamanes.

El territorio estaba dividido en “cotos de caza”, pero de manera muy compleja, por lo cual se producían entre las bandas enfrentamientos por la violación de esos límites.

Un aspecto particularmente estudiado en estas parcialidades –sobre todo por el Padre Martín Gusinde- es el concerniente a los ritos de iniciación de los adolescentes varones, que participaban del “kloketen”, una sociedad secreta de los hombres, destinada a sembrar el terror entre las mujeres.

Los Onas practicaban el matrimonio en forma exogámica, en general era monogámico, aunque se daba el levirato y el sororato.

Respecto de su cosmovisión, los Onas reconocían a Temaukel, creador el cielo y de la tierra, que era también dador de la vida y de la muerte. Debemos incluir también a Kénos, héroe civilizador que en tiempos inmemoriales formó el cielo y la tierra, y era portador de la ley moral. El arco de lo sobrenatural se completa con una serie de demonios que, por lo general, acechaban a las mujeres.

Otra particularidad llamativa de esta parcialidad se da con la muerte de un miembro del grupo: el hecho es vivido como un tabú, su nombre no vuelve a pronunciarse y sus pertenencias son destruidas.

Para finalizar, los Onas escasamente se relacionaron con otras parcialidades o culturas, ya sean los Tehuelches continentales o con los Yámana – Alakaluf, mucho más próximos geográficamente. Ello se debió a su virtual aislamiento al no poseer medios de transporte acuáticos en un primer momento, y luego a que no adoptaron, como sí lo hicieron los Tehuelches continentales, el caballo traído por los conquistadores.

Imagen: Hombres Selk'nam, obtenida de Bariloche.com.ar

El mapa con la situación geográfica de estos grupos se puede consultar aquí.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Es muy interesante la cultura Selknam, lamentablemente fueron masacrados por las ancias de tierra y la explotación ganadera. Los que pudieron ser protegidos se refugiaron en reducciones religiosas cristianas con la consecuencia de no poder expresar su cultura, pero fue su única protección.
Podemos tener algo de su magnífico legado gracias a Martin Gusinde y Anne Chapman, y en las grabaciones de esta última a Lola Kiepja.
Saludos,
Antropóloga

Carlos dijo...

Ciertamente que resulta muy intereante conocer esta cultura. Coincido, y la verdad es una suerte que haya quienes se ocuparon de trabajar con ellos, porque como habrás visto, hay casos como el de los querandíes en que fueron exterminados tan rápido que casi no se los puede conocer.
Saludos!!!

ProfesorGermánPassi dijo...

El fundador de las estancias de josé menéndez, en tierra del Fuego, era Mac Klenan, un señor inglés mças conocido con el sobrenombre de "CHANCHO COLORADO".
A éste, no resultándole bastante rápida y productiva a sus intereses económicos la caza de los "indios" de forma individual...al ojeo, determinó hacerla en bandada.
Para lo anterior, prometió a los Selk'nam, cesar la sangrienta persecución que tenía contra ellos, ofreciéndole una paz y condiciones ventajosas que se mantendrían con el tiempo. para ello, "Chancho colorado", le proveería de ovejas, que los selk'nam llamaban el "guanaco Blanco", hasta que estos cazaran el guanaco, base de su alimentación,vestimenta y de otros utensilios; fuera de los límites que la sociedad explotadora de tierra del fuego, había usurpado a los aborígenes de la isla.
para celebrar este "pacto de Paz", el asesino Mac Klenean, les ofreció gran cantidad de comida, y bebida alcóholica, whisky, etc.
José maría Borrero, en su libro "la Patagonia Trágica: 1º parte. Asesinatos, piratería y esclavitud.", calcula entre 400 a 500 personas selk'nam, (hombres, mujeres y niños), los presentes en dicha reunión. Al cabo de unas horas la mayor parte de los selk´nam se encontraban en condiciones deficientes producto del consumo de alcohol, luego de lo cual con toda rapidez, se llevo a cabo la tan espantosa carnicería tan diabólicamente concebida.

Mac klenan, "Cancho colorado", junto a sus trabajadores, abrieron fuego en las cercanías. Provistos de sus armas de repetición, apuntaron sobre todos los selk'nam que horas antes habían sido participes de tan "cruel" pacto de paz.

la matanza fue tal, que aquellos seres indefensos y "embrutecidos", como señala el autor, no puedieron experimentar ni un movimiento de
reacción y defensa.

QUE NO SE NOS OLVIDE DEL ETNOCIDIO DE LOS PUEBLOS AUSTRALES.
LA HORRIBLE MATANZA DE LOS SELK´NAM "PUROS" SON LA MÁS CLARA MUESTRA DE LA IGNORANCIA Y BRUTALIDAD DEL SER HUMANO.

!SALUDOS!

A NO OLVIDAR.. EN KARUKINKÁ TODAVÍA HAY DESCENDIENTES SELK´NAM, QUE REINVINDICAN SU CULTURA.

GERMÁN PASSI