jueves, 3 de septiembre de 2009

El 70 aniversario de la II Guerra fue marcado por antiguas polémicas

Mientras los líderes de Rusia y Alemania conmemoraron -el 1º de septiembre último- en Polonia el 70 aniversario del inicio de la Segunda Guerra Mundial, Moscú insistió con sus tesis revisionistas, al divulgar un informe que culpa parcialmente del conflicto al gobierno polaco de la época. Esto se sumó a un artículo publicado la víspera por el premier Vladimir Putin, en el que condenó como "innoble" el pacto nazi-soviético de 1939, pero a la vez lo consideró "casi inevitable" por culpa de la conducta previa de las naciones occidentales, que el año anterior habían firmado con Hitler el acuerdo de Munich. Así, a siete décadas de iniciada la peor guerra de la Historia, las partes siguen enfrentadas sobre las causas que generaron el terrible conflicto, que costó entre 50 y 60 millones de vidas humanas.

En Gdansk. En la ciudad polaca de Gdansk se dieron cita ayer la canciller alemana, Angela Merkel, y el premier ruso Putin, junto a otros 20 jefes de Estado y gobierno del resto de Europa. La ciudad fue el objetivo inicial de la ofensiva nazi lanzada el 1º de septiembre de 1939, que dio comienzo a la Segunda Guerra Mundial. Bajo el empuje de las fuerzas alemanas y sin apoyo aliado, Polonia sucumbió en pocas semanas. Merkel consideró que si bien "las cicatrices de la guerra estarán siempre allí", hay que forjar un futuro sin olvido: "ésa es nuestra misión. Hoy hace 70 años, con la invasión de Alemania a Polonia, comenzó el capítulo más trágico en la historia de Europa", señaló Merkel. "Recuerdo a los 60 millones de personas que perdieron la vida en esta guerra desencadenada por Alemania. No hay palabras que puedan describir siquiera aproximadamente el sufrimiento de esta guerra y del Holocausto. Me inclino ante las víctimas", añadió.

Putin insiste. Pero Putin volvió a criticar los pactos de no agresión firmados por diversos países con la Alemania nazi entre 1934 y 1939 y pidió su condena explícita. Recordó que Rusia ya aceptó su culpa y condenó en su Parlamento como "inmoral" el pacto entre Hitler y Stalin firmado el 23 de agosto de 1939 en Moscú (conocido como pacto Ribbentrop-Molotov). "Cabe esperar que los otros países que firmaron acuerdos con los nazis hagan lo mismo", remarcó. Aunque no mencionó ningún país en particular, el mandatario ya había criticado en un artículo de prensa publicado el 31 de agosto a Francia y Reino Unido por firmar el Tratado de Munich en 1938 con Hitler y Mussolini. Este acuerdo, que los mandatarios de entonces vieron como un freno al avance de Hitler, es considerado por los historiadores como el guiño que esperaba el líder nazi para lanzar su expansión por Europa. Claro que el acuerdo firmado en Moscú entre los cancilleres Ribbentrop y Molotov apenas una semana antes de la invasión de Polonia también colaboró, al garantizarle a los nazis que no tendrían oposición de parte rusa. Además, el ejército ruso invadió Polonia pocos días después de que lo hicieran los alemanes, y se apropió de la mitad oriental del país. Esto era parte de la cláusula secreta del pacto. Los soldados comunistas se abrazaron con los nazis al encontrarse en el centro de Polonia, en una imagen que aún hoy es recordada con amargura por los polacos y los otros pueblos europeos que padecieron el nazismo.

Informe en Moscú. Los servicios secretos rusos publicaron en coincidencia con el aniversario de ayer un informe que atribuye a Polonia parte de la responsabilidad del estallido de la guerra, basándose en documentos procedentes del gobierno polaco de la época. Lew Sozkow, general de los servicios secretos rusos, explicó que Polonia apoyó la anexión de Austria al Tercer Reich, durante una visita a Varsovia del enviado de Hitler, Hermann Goering. Según Sozkow, Polonia hizo así imposible la creación de un frente de unidad contra Hitler. "La destrucción de Polonia como Estado soberano por parte de los nazis fue el precio por la falta de visión de los políticos polacos", acusó el general ruso. "Hoy se intenta tergiversar los hechos para que parezca que la Unión Soviética fue tan responsable del comienzo de la guerra como la Alemania fascista" agregó Sozkow, en línea con lo argumentado por Putin.

Antes del acto en Gdansk, hubo un homenaje en el puerto de Westerplatte, para recordar el momento exacto en que un buque de guerra nazi disparó sus primeros proyectiles contra la guarnición, el 1º de septiembre de 1939. La guarnición no se rindió y fue arrasada sólo después de cinco semanas de increíble resistencia.

Noticia publicada por el diario La Capital.

Además, en Clarín, Autocrítica alemana por abrir el capítulo más trágico de la historia.

1 comentario:

Oscar dijo...

Carlos, en lo que terminó la degeneración de la teoría alemana del "espacio vital" (lebensraum) sobre la sociedad o pueblo ario alemán, pasó a denominarse "Geo política" y luego el "Nuevo Orden" (Neuordnung) que absorbería todo territorio donde hubiera raza aria con la consigna "un Pueblo, un Estado, un Führer".

Es lamentable ver como ahora se acusan unos a otros de haberle dado de comer al chancho.

Te dejo mi saludo ritual como un apretón de manos o un "Ave María Purísima", firme y digno, Oscar.