viernes, 13 de marzo de 2009

La repoblación del valle del Duero: aspectos sociales 2

La mayor novedad de la sociedad nacida en el valle del Duero como proyección de repoblación del país estuvo constituida por le existencia en él de numerosas masas de hombres plenamente libres en la extensa zona que se extiende desde los alcores burgaleses hasta las costas portuguesas del Atlántico.

Abundan los testimonios de muy varios negocios jurídicos que solo hombres plenamente libres podían realizar.

Por la mínima importancia de los bienes cedidos o vendidos en esas operaciones no se puede suponer que estos vendedores o donantes son gentes de desahogada posición económica.
No podríamos por ello dudar que vendedores o cedentes eran libres, pero pequeños propietarios. Si no hubieran sido dueños de los bienes con que operaban hubieran estado en graves problemas legales.

Lo menguado de su patrimonio está acreditado, además, por los numerosos casos en que habiendo cometido delito de sangre, un delito sexual o de cualquier otro género, no podían pagar la calumnia o pena pecuniaria en que habían incurrido, y se arrojaban a los pies de quienes habían agraviado –o de las autoridades competentes- y solicitaban su misericordia, a cambio de entregarles sus pobres bienes raíces.

Está también atestiguada la activa y pasiva responsabilidad penal y procesal de muchos campesinos: responsabilidad que comprueba su condición de hombres libres. Numerosos documentos los presentan litigando libremente en defensa de sus derechos o de su misma libertad jurídica y social.

Los litigios en defensa de derechos agrarios o de personales libertades jurídicas no siempre acreditan la condición de pequeños propietarios libres de tales litigantes. Porque, por la importancia de los bienes disputados, podríamos hallarnos en presencia de gentes cuyas fortunas sobrepasarían las que podemos atribuir a la masa campesina libre.

Tienen en cambio indiscutible valor probatorio los casos en que un campesino entrega un bien raíz de extensión reducida en pago de la pena pecuniaria en que había incurrido, entrega realizada antes del juicio o después de que este tuviera lugar.

Numerosos documentos presentan a muchos campesinos entregando pequeños bienes raíces por haber mentido en juicio.

Fuente: Claudio Sánchez Albornoz. Tres proyecciones de repoblación del reino asturleonés. Del ayer de España.

No hay comentarios: