jueves, 11 de septiembre de 2008

Brevísima historia del obús


En la guerra moderna, los obuses se dejaron de lado en beneficio de los poderosos lanzamisiles, de enorme capacidad de destrucción. Sin embargo, hasta la guerra de Corea, los obuses eran máquinas de guerra temibles, más temibles que los cañones, por su alcance y por su facilidad de transporte.

Cañones y obuses son descendientes de armas más primitivas usadas hasta la Edad Media, como las catapultas, que arrojaban proyectiles tales como enormes piedras o material combustible que causaba incendios.

En Europa Central, más precisamente en lo que hoy se llama República Checa, estas catapultas llevaron el nombre de hofnice ‘máquina de lanzar piedras’, palabra que pasó al alemán como Haubitze y ésta, al francés como obus, y llegó a nuestra lengua bajo la forma obús, registrada por primera vez en la segunda mitad del siglo XVIII e incluida en el Diccionario de la Academia a partir de 1822. En esa edición, obús era definido así:

Especie de mortero largo de 7 a 9 pulgadas de diámetro, montado sobre cureña y con cuñas por delante, el cual se emplea tanto en las funciones campales, como en el ataque y defensa de las plazas, para arrojar granadas, etc.
Actualización, 26 de septiembre: Lomir, lector de este espacio, nos deja otra versión. Afirma, con abundante descripción de modelos y países de origen, que el obús se sigue utilizando. Aquí copio el aporte de nuestro lector, a quien le agradecemos el haberse tomado la molestia de verificar y rectificar:

La artillería autopropulsada (howitzer en inglés) son obuses montados en vehículos acorazados y se encuentran actualmente en uso en todos los grandes ejércitos. Algunos ejemplos de estos obuses autopropulsados son los estadounidenses M109 (155 mm) y M110 (203 mm), el alemán Panzerhaubitze 2000 (155 mm) o el singapurense SSPH Primus (155 mm).

Y también se usan actualmente obuses como los de antes, que hay que remolcarlos para transladarlos de un sitio a otro. Algunos ejemplos en uso: el G5 (155 mm) sudafricano, el M777 (155 mm) y el L118 Light Gun (105 mm) británicos, o el M198 (155 mm) estadounidense.
Imagen: Obús en el Museo Militar de Bragança. De Wikimedia.

2 comentarios:

Lomir dijo...

La artillería autopropulsada (howitzer en inglés) son obuses montados en vehículos acorazados y se encuentran actualmente en uso en todos los grandes ejércitos. Algunos ejemplos de estos obuses autopropulsados son los estadounidenses M109 (155 mm) y M110 (203 mm), el alemán Panzerhaubitze 2000 (155 mm) o el singapurense SSPH Primus (155 mm).

Y también se usan actualmente obuses como los de antes, que hay que remolcarlos para transladarlos de un sitio a otro. Algunos ejemplos en uso: el G5 (155 mm) sudafricano, el M777 (155 mm) y el L118 Light Gun (105 mm) británicos, o el M198 (155 mm) estadounidense.

No es por tanto correcto decir que los obuses se han dejado de lado en la guerra moderna en beneficio de los lanzacohetes múltiples (con menos precisión y ratio de fuego) o los lanzamisiles (con otros usos muy diferentes al del obús).

Un cordial saludo de un lector

Carlos dijo...

Lomir: muchas gracias por el aporte. Como ves, me tomé el atrevimiento de subir tu comentario a la entrada, para enriquecerla.

Cordiales saludos para vos también.