miércoles, 19 de diciembre de 2007

Los aborígenes de los canales fueguinos

La denominación yámana-alakaluf hace referencia, en realidad, a dos culturas diferentes consideradas como una sola entidad dada sus grandes similitudes, hábitat común e historia similar.

Ocupaban la parte sur de Tierra del Fuego e islas magallánicas. Los yámanas habitaban al este, en el actual territorio argentino, en tanto que los alakaluf se asentaron al oeste, en actual territorio de Chile.

Si bien se considera que esta región constituye una extensión de la Patagonia, presenta -al contrario- una ubicación y características por favorables al desarrollo de la vida humana.


Fueron llamados "pueblos canoeros" por diversos autores, ya que al depender su subsistencia del océano y sus recursos, utilizaban con gran habilidad sus canoas. Forgione señala incluso que cada miembro de la familia, que prácticamente no descendía de la canoa en todo el día, tenía una función asignada: la mujer adulta remaba, las hijas mujeres solían estar a cargo del mantenimiento de un pequeño fuego a bordo para combatir las extremas temepraturas, mientras el padre pescaba y los hijos varones lo ayudaban.

En el campo de la caza, sus principales objetivos eran las focas y ballenas. A estas últimas se les daba caza cuando se acercaban a la costa, agotadas o enfermas. Sus herramientas, tanto para la caza como para la pesca, estaba compuesto por arpones de hueso y lanzas para la pesca.
En una medida algo menor, también recolectaban en tierra productos tales como mejillones, cangrejos, raíces y hongos.

Su comunidad tenía como base la familia, y por encima de esta el grupo, generalmente no muy grande y unido por lazos de consanguinidad.La pblación yámana - alakaluf fue escasa, con núcleos dispersos en desplazamiento constante. No tenían jefaturas, aunque los ancianos y chamanes tenían algún ascendente en sus grupos. Estos grupos dispersos parecen haber estado bastante incomunicados entre sí, siendo la caza de la ballena uno de los pocos momentos en que diferentes grupos actuaban salidariamente en pos de un objetivo común.

Para los yámana - alakaluf existe un ser supremo, llamado Watauinewa, el ancianísimo, que es dueño de todo lo que existe, dador de alimentos, de justicia, vida y muerte; y participa activamente de la vida de la comunidad. En otro nivel se encuentra el mundo de los espíritus de los grandes chamanes muertos.

Estas culturas representan una de las corrientes de poblamiento del continente americano más antiguas, y hay corrientes que indican que su llegada al extremo sur puede deberse al arrinconamiento provocado por la presión ejercida sobre ellos por otras corrientes. Por otra parte, estudios más recientes sostienen que su "adaptación definida a las condiciones regionales" les dio acceso a gran cantidad de recursos, y por ello "mal pudo haber arrinconamiento" (Estudios de Orquera, L. y Piana, E. citados por Martínez Sarasola)


Imagen: Foto tomada por el P. Martín Gusinde. El espíritu del Kina. De Scielo

No hay comentarios: