domingo, 21 de octubre de 2007

Educación griega en Roma


Con la conquista por parte de Roma de la Magna Grecia los romanos entraron en contacto directo con la cultura griega. La grandeza de esta cultura acabó imponiéndose en la educación romana que paulatinamente adoptó los métodos griegos. Desde entonces maestros y rhetores griegos llegaron a Roma para impartir sus conocimientos, bien como esclavos o peregrinos. El éxito del sistema educativo griego en Roma propicio el crecimiento de escuelas helenas acompañado de la venida de un gran número de pedagogos, gramáticos, retóricos y filósofos. Una parte de la educación era privada, normalmente acudía el profesor a casa, pero la gran mayoría se impartía en escuelas públicas de gestión privada abiertas por libertos o peregrinos griegos.

La enseñanza primaria se impartía desde los siete años hasta los doce, el profesor se llamaba litterator y enseñaba a leer, escribir, contar y dibujar. El calendario escolar era durante todo el año salvo las vacaciones estivales (desde el 15 Julio hasta el 15 de Octubre) con jornadas de seis horas y un día festivo cada nueve días.

La enseñanza secundaria se extendía hasta los diecisiete años y la impartía el grammaticus acompañado de especialistas educativos. Al principio de este periodo se estudiaba teoría gramatical y textos de autores griegos y romanos con su análisis y comentarios. Una vez superadas estas evaluaciones se continuaba con el estudio de geografía, mitología, métrica, física, matemáticas, y gramática avanzada.

La enseñanza superior la cursaban los jóvenes que querían dedicarse a la oratoria o a la actividad pública y política, aunque estas actividades normalmente iban conjuntas. El profesor que impartía las clases superiores era el rhetor que primeramente enseñaba temas judiciales y filosofía para después ejercitar a los alumnos en la declamación. Había dos tipos de declamaciones:

1. Suasoriae, discursos sobre temas históricos. Eran monólogos donde los alumnos tenían que interpretar a personajes famosos de la historia valorando el pro y la contra antes de tomar una decisión importante.

2. Controversiae, discusiones entre alumnos que defendían puntos de vista contrarios sobre temas judiciales variados.

El ciclo educativo solía acabar sobre los diecinueve años aunque los noveles oradores y políticos acostumbraban mantener en su servicio a rhetores que actuaban como consejeros del futuro hombre influyente romano.

Imagen: Litterator, obtenida de Archeompoli.it (en italiano)

Artículo escrito por Uge, administrador y editor de Historia según Uge.

No hay comentarios: