martes, 6 de mayo de 2008

Publican fotos de Hiroshima tras la bomba atómica


Una serie de 10 fotografías inéditas sobre el bombardeo en Hiroshima, Japón, muestran la dantesca escena que dejó el ataque en 1945, con miles de cadáveres esparcidos por las ruinas de una ciudad devastada.

El rollo con las inéditas fotografías fue hallado por el militar norteamericano Robert. L Capp dentro de una cueva, en las afueras de la ciudad de Hiroshima.

Las imágenes tomadas por un desconocido fotógrafo japonés muestran el horror y la devastación que causó la bomba atómica lanzada por los Estados Unidos.

Capp donó el material a los Archivos de Aspiradora en 1998, con la condición de que el mismo no sea revelado hasta el año 2008.

El Ejército de los Estados Unidos lanzó las bombas atómicas sobre las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, el 6 de agosto y el 9 de agosto de 1945, respectivamente.

Los ataques fueron los únicos perpetrados con bombas atómicas de uso militar no experimental. En pocos segundos, ambas ciudades quedaron devastadas y se calcula que en Hiroshima la bomba mató a más de 120.000 personas de una población de 450.000 habitantes, causando otros 70.000 heridos y destruyendo la ciudad casi en su totalidad.

Noticia publicada por el diario Infobae, donde se pueden ver otras cuatro fotos relacionadas.

3 comentarios:

Oscar dijo...

Desgarradoras imágenes.
Pensar que Paul Tibbets el piloto del Enola Gay, muchos lo consideraon héroe por haber ejecutado el plan bélico de EE.UU para terminar la guerra. Si matas a un millón de personas eres un conquistador (o héroe en este caso)pero si matas a trecientos eres un asesino... ¿dependerá de dónde nos paremos para contar la historia?

Carlos dijo...

Estimado Oscar. Sí, claro que depende. Sobre todo, depende de quién cuente la historia ¿no?. Saludos cordiales.

millán mozota dijo...

Un libro estupendo sobre el tema es "diario de un médico en Hiroshima", obra verídica, no de ficción, en la que un médico relata desde la caida de la bomba hasta tres meses después (al principio día a día, y después con entradas más esporádicas).