martes, 1 de abril de 2008

La diosa Tlaltecutli, o Tlaltecuhtli


Tlaltecuhtli es un nombre masculino, pero los textos suelen referirse a ella como una diosa, y las imágenes nos ofrecen a una figura femenina en cuclillas. También ha aparecido como una figura monstruosa con bocas por todo el cuerpo. Las imágenes de Tlaltecuhtli aparecen, más que nada, en la arquitectura y escultura azteca.

Según la Wikipedia, Tlaltecutli, Tlaltecuhtli o Señora de la Tierra, es una deidad precolombina, identificada a partir esculturas e iconografía que pertenece al período Postclásico de Mesoamérica (ca. 1200-1519), su culto se encuentra principalmente entre los aztecas y otras culturas de habla náhuatl. Tlaltecuhtli se ha encontrado también en varios documentos elaborados después de la conquista.

De acuerdo con fuentes no determinadas, Tlaltecuhtli se describe como un monstruo marino que vivío en el océano después de la cuarto diluvio, ella es una encarnación del caos que asolaba antes de su creación.

La leyenda.

La creación del mundo no hubiera sido posible sin Tlaltecuhtli. Quetzalcoatl y Tezcatlipoca, que rivalizaban, planeaban la creación de un nuevo moundo, pero quedaron horrorizados al ver por primera vez a Tlaltecuhtli: ella no solo tenía enormes colmillos, sino también en sus codos, rodillas y demás articulaciones. Entre ambos decidieron que el nuevo mundo no sobreviviría con semejante criatura, por lo que decidieron matarla.

Quetzalcoatl y Tezcatlipoca se transformaron en serpientes y dividieron en dos a Tlaltecuhtli: una parte de ella se convirtió en el cielo, y la restante en la tierra. Esta acción se llevó a cabo con la autorización de los demás dioses, a pesar de lo cual Quetzalcoatl y Tezcatlipoca no estaban contentos con esta decisión. Para aplacar a Tlaltecuhtli, que en realidad no había muerto, decidieron que su cuerpo diera vida a las plantas y proveyera lo necesario para la supervivencia de los hombres. Sus ojos, por ejemplo, se convirtieron en las fuentes de la primavera y de los ríos, y sus cabellos en árboles.

Los pueblos mesoamericanos creían que los movimientos y sonidos de la tierra eran las quejas de Tlaltecuhtli, aún infeliz por haber sido partida en dos. Para complacerla y asegurarse de seguir contando con los elementos que les aseguraban la subsistencia, entonces, sacrificaban humanos.

Se pensaba que Tlaltecuhtli se tragaba el sol cada noche y lo regurgitaba cada mañana. Los pueblos mesoamericanos también pensaba que ella devoraba los corazones de las víctimas sacrficiales que le eran ofrecidas, por lo que es común encontrar en los hallazgos arqueológicos cajas de piedra con su figura grabada en el fondo, en esas cajas se colocaban el corazón y la sangre de las víctimas.


Fuentes:
Wikipedia
Agnosticismo/Ateismo en About.com (en inglés)

Imagen: Arqueología Mexicana

Enlace interesante: la noticia del descubrimiento de "
El monolito de Las Ajaracas es de Tlaltecuhtli" (nov. 2006) en diario La Jornada, de México.

8 comentarios:

niklaüss dijo...

A raíz de este artículo, te recomiendo leer "Azteca" de Gary Jennings. Novela histórica pero totalmente documentada... amigos mexicanos le dieron el aval por ser realista y por demás informativa. El único problema es que es demasiado larga (algo así como 1200 páginas).

Buen post (dicho sea de paso).

Carlos dijo...

Bueno, muchas gracias entonces por la recomendación. No lo leí, así que me voy a poner en contacto con mi librero amigo. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Carlos, lo poco que he visto parece interesante, pero por favor saca del blogs a "la druida de la historia y al arte" por que he encontrado errores garrafales como por ejemplo sobre la guerra de vietnam (ahora corregida)y lo más grave es que estudiantes del nivel medio entran a esta página y sacan información para sus tareas... sabrás de la importancia, como futuro docente, sobre el buen manejo de la información y de la buena formación intelectual, ya que los medios son un importante medio de socialización.



Prometo leer tu blogs con mayor profundidad. Saludos futuro colega.

Carlos dijo...

Hola anónimo. En primer lugar, te agradezco los elogiosos comentarios.
Por otra parte, es un poco difícil lo que me pedís respecto de La Druida. Yo creo que si en algun momento en alguna entrada se ha cometido un error, también ese error se puede subsanar. Es más, en algún momento yo he cometido un error imperdonable, un lector me lo señaló y lo corregí, y entendí que se trataba de una cuestión importante, por la buena fe del lector, y en esos términos creo que se deben dar las cosas.
Muchas gracias por leer, Saludos.

Oscar dijo...

Anónimo, coincido plenamente contigo con respecto a La Druida.com. Usan mucho Wikipedia y todos sabemos que no es el lugar más apropiado para obtener información fidedigna, ya que cualquiera puede entrar y opinar sobre lo que sea, modificando los artículos publicados... El tal Gonlor es un intolerante ante el que piensa distinto a él...

Carlos, no te contagies de ellos, esta página está muy buena... dejé de leer la página innombrable por su obstinada ideología ultraderechista e intolerancia.

Saludos a ti Carlos y felicitaciones por la página y saludos a tí anónimo.

Anónimo = Alberto dijo...

Gracias Oscar, pensé por un momento que iban a creer que estaba loco o que era una idea mia lo de la druida. Gracias por confirmar mi sospecha, al ser dos ya estoy más tranquilo ja, ja

Saludos.

P.D: Gracias por contestarme Carlos, la página me gusta muchísimo, la seguiré viendo asiduamente. Ahora firmaré con mi nombre.

Carlos dijo...

Alberto y Oscar. Gracias nuevamente por sus comentarios y elogios.
La idea de este espacio, sin ostentar ninguna pretensión de carácter académico, pero sí haciendo hincapié en la necesidad de trabajar con seriedad, es la difusión de la Historia. Luego cada uno decide si quiere estudiarla desde un punto de vista académico, o como pasatiempo, o como salidad laboral. La cuestión ideológica es central en esta ciencia, pero la verdad es que no necesito coincidir ideológicamente con alguien, es más, cuando no coincido en general se generan buenas cosas sobre la base del debate. Respecto de las fuentes, también he utilizado en ocasiones la Wiki, aunque no soy particularmente amigo, por las mismas razones que se esgrimen aquí, y siempre trato de confrontar esos datos con otros. Humildemente, creo que ahí hago alguna diferencia.
Los invito a ambos a continuar vistándome si el proyecto les gusta, y a aportar lo que crean conveniente. Les agradezco el interés, y les dejo un cordial saludo.

Anónimo dijo...

hola! exelente blog!
soy un navegante sobre temas de historia.
creo que �ste es un lugar abierto.
te puedo comentar. con respecto a lo arriba escrito, que hay un sujeto autodenominado gonlor, que publica en la druida de la historia. no parece haber le�do siquiera lo que escribe.
pues bien, es un personaje de ultraderecha, que escribe plagiando tendenciosamente la informaci�n. es un elemento del partido aznarista, fan�tico de la cultura estadounidense.
no quiero incomodar, pero lo sugiero para aquellos que nos apasiona la historia en serio.
atte
marce