martes, 24 de junio de 2014

We Tripantü ó Wüñol Tripantü: Año Nuevo Mapuche (21 a 24 de junio)

El We Tripantü para los mapuche es un cambio de ciclo de la vida, cuya clara señal es el solsticio de invierno. La celebración del We Tripantü (año nuevo Mapuche) obedece al inicio de un nuevo ciclo en la naturaleza.

Todo este fenómeno está determinado por la luna, pues nuestros antepasados observaban la fase menguante de ésta y de esta forma se sabía que era el We Tripantü: "ragiñkülewechi küyen mew, fey wiñotuy tripan antü pige ke fuy" lo que más o menos significa: Con las fases de la luna se cuenta un recorrido del sol" De acuerdo a esta lógica se da inicio a la celebración del We Tripantü, cuyo contenido no obedece a una simple celebración. Tiene toda una explicación profunda y filosófica que forma parte de la religiosidad mapuche.


Nuestros Antepasados le daban el nombre de WÜNOL TRIPANTU, que significa que un año nuevo vuelve o el término de un ciclo y que comienza otro. También es cuando el espíritu sol se eleva un poco del tierra y hace su aparición con más fuerza e intensidad durante unos 4 a 5 días (en la actualidad se conoce como el veranito de San Juan), dentro de estos días hay uno que es más largo al igual que la noche más corta, es por eso que existe una frase en mapudungun que dice Kiñe trekan alka winüi antu ka kiñe trekan alka wuñoi pun, es decir "el día avanza un paso de gallo y la noche retrocede, también un paso de gallo".

Un día muy importante

La llegada del We Tripantü se transforma en una espera muy importante. Las familias y comunidades realizan diversas ceremonias de gran significado religioso. En la madrugada del We Tripantü toda la familia: ancianos, jóvenes y niños se levantan temprano y van al estero a bañarse. Junto a ello se realiza una ceremonia de rogativa individual. Además, la familia se dispone en esa ocasión a celebrar el BAKUTUN, ceremonia donde participan todos los familiares de ambas partes. Esto consiste en que la niña recibe a una segunda madre que a la vez hace de tocaya (Baku) y se le hace entrega de la vestimenta de la mujer mapuche, junto con los aros, pues es la tocaya (en este caso) la que realiza la ceremonia de perforar las orejas (Katan pilun), para que la niña comience a usar los aros.

A los árboles que no dan frutos se les azota para que el año venidero tenga frutos. Esta actividad la realizan los niños a pedido de los adultos. Este es un día de celebración y alegría, donde los familiares se visitan y pueden compartir comidas, mote, sopaipillas, catutos y el infaltable MUDAY (bebida de trigo o maíz) que acompaña a toda ceremonia y rogativa.

¿Cómo es la ceremonia?

Sabiendo que el We Tripantu es un cambio de ciclo de la vida, cuya clara señal es el solsticio de invierno, es preciso renovarse, convocar nuevas fuerzas. En la ceremonia se realiza una purificación con agua, con un baño en que se dejan atrás muchas cosas.

En la RUKA (casa) se realiza el fogón milenario, danzan alrededor del REWE símbolo del cerro más alto. El sonido lo aporta el KULTRUN, que con su forma parabólica y sus dibujos es una metáfora de la tierra y la cosmovisión mapuche.

Fuente:
Diccionario de Mitos y Leyendas - Equipo NAyA

sábado, 21 de junio de 2014

Hallan una tumba del Tiahuanaco en el peruano valle de Tambo

Templo de Kalasasaya en Tiahuanaco


A tres kilómetros del distrito de Punta de Bombón, provincia de Islay (Perú), un grupo de arqueólogos de la universidad polaca de Wroclaw y de la Universidad Católica de Santa María de Arequipa (UCSM) ha descubierto una necrópolis formada por un conjunto de tumbas de tipo cista pircada con cantos rodados. 

Este hallazgo confirma la presencia de la cultura Tiahuanaco en el valle de Tambo (Arequipa)
Entre lo más llamativo que se ha descubierto se encuentra una tumba tiahuanaco construida entre los años 600 y 800 d.C., en la que se incluía un fardo funerario y una ofrenda de cerámica ceremonial. "Se creía que la cultura Tiahuanaco había llegado solo hasta la zona cercana a la cordillera. Las investigaciones decían que su límite geográfico era la parte media de Moquegua, entre el Ande y la costa. Sin embargo, esta tumba nos da a entender que a menos de un kilómetro y medio de la costa del valle de Tambo, a nivel del mar, vivió la población de Tiahuanaco",señala Luis Augusto Belan Franco, codirector de la expedición binacional y director del Museo de Arqueología de la UCSM.

Periodo Intermedio Tardío

El trabajo de los arqueólogos en este cementerio se realizó entre marzo y mayo, en el que también encontraron tumbas de culturas nacidas después de Tiahuanaco, motivo por el que se descartó la posibilidad de que este conjunto fuera un hecho aislado.

En la necrópolis de alrededor se ubicaron tumbas de la cultura Chiribaya, la que se desarrolló en la parte sur del Perú durante el período Intermedio Tardío, entre el 900 y 1.400 d.C.
 
La investigación de la Universidad de Wroclaw y de la UCSM forman parte del Proyecto Tambo, que se desarrolla desde hace cuatro años en las cuencas del extremo sur del país. Este programa es dirigido por Jozef Szykulski, profesor de la mencionada universidad polaca.

La cultura Tiahuanaco

La cultura Tiahuanaco surgió a orillas del lago Titicaca alrededor del año 200 a.C. y perdura hasta el año 1000 d.C. A pesar de haber dejado unos impresionantes restos arqueológicos, existen muy pocas investigaciones al respecto. Por su carácter expansivo Tiahuanaco abarcó territorios de Perú, Chile y Bolivia.
Lo más característico de esta cultura fue la arquitectura y la escultura. Entre los monumentos más conocidos se encuentra la Portada del Sol en el conjunto monumental de Kalasasaya (Tiwanaku, Bolivia), o el templo de Puma punku (Tiwanaku, Bolivia).

Tiahuanaco como cultura regional tuvo su centro en el Altiplano Perú-Boliviano. El sitio que da nombre a la cultura está muy cerca de la frontera entre los dos países. Por encima de los 3.800 m. de altura ocupa parte de un valle alto andino entre las cordilleras de Kimsa-Chatta y Achuta. Las edificaciones de aquella época, ya en ruinas, están casi a 35 metros por encima del nivel actual del lago, aunque se baraja la hipótesis de que en épocas anteriores las aguas llegaban más cerca. De ahí que muchos piensen que Tiahuanaco pudo ser un puerto lacustre.

Publicada por el diario El Mundo (España).

miércoles, 18 de junio de 2014

Encontraron en Egipto una tumba de 4000 años con más de un centenar de momias

Un grupo de investigadores encontró en Luxor, Egipto, una tumba de 4000 años con un centenar de momias.

Cerca de la ciudad de Luxor, en la zona de Dra Abu al Naga, en Egipto , un equipo de arqueólogos españoles encontró una tumba de 4000 años con más de un centenar de momias. La sepultura es de la enigmática dinastía XI, de la que poco se sabe.

Según explicó el jefe de la misión, José Manuel Galán, a la agencia EFE, el hallazgo permitirá conocer más detalles de la dinastía XI. "Su interés radica en que las dinastías XI y XVII son lo que se conoce como periodos intermedios, de los que se tiene poca información", aseguró.

Mientras realizaban excavaciones en tres pozos funerarios, que se remontan a la dinastía XVII (1580-1550 a.C.), los investigadores descubrieron un túnel de veinte metros de largo que conducía a la tumba que luego fue descubierta.

Galán destacó que esta cámara funeraria, que fue reutilizada durante la dinastía XVII, como lo demuestran los objetos encontrados en su superficie, todavía no ha sido estudiada, aunque en un primer paseo por su interior se encontraron restos humanos y piezas de cerámica.

Los arqueólogos deberán esperar a la campaña del próximo año para localizar la entrada de la tumba y empezar desde ahí la excavación, agregó.

El Ministerio de Antigüedades egipcio difundió en un comunicado que la tumba hallada podría pertenecer a un hombre de Estado. "Su superficie grande y sus anexos indican que la tumba pertenece a un miembro de la familia real o a uno de los grandes responsables del Estado", indicaron.

Además, el jefe del Departamento de Antigüedades del Ministerio de Antigüedades, Ali al Asfar, explicó que la tumba pudo ser empleada como escondite debido a la gran cantidad de restos humanos descubiertos.

Publicada por el diario La Nación.